Publicidad

Ayuno intermitente para perder peso: sus beneficios en tu organismo y cómo comenzar a hacerlo de forma segura
Dietas

Ayuno intermitente para perder peso: sus beneficios en tu organismo y cómo comenzar a hacerlo de forma segura

HOY SE HABLA DE

El ayuno intermitente es uno de los métodos más usados al momento de adelgazar y no constituye una dieta en sí sino una forma de planificar nuestras ingestas. Si quieres usar el ayuno intermitente para perder peso, te contamos sus beneficios y cómo comenzar a hacerlo de forma segura.

Ayuno intermitente: para adelgazar y mucho más

Basado en alternar períodos de ingestas con períodos de ayuno, el ayuno intermitente puede ser mucha utilidad al momento de adelgazar siempre y cuando cuidemos la calidad de lo que comemos y por supuesto, las calorías.

Se trata de una opción que puede no ser efectiva para todos pero como no limita alimentos específicos resulta para muchos muy atractiva para deshacerse de los kilos de más.

No obstante, más allá del adelgazamiento que por supuesto conlleva beneficios para el organismo, el ayuno intermitente ha demostrado ser de utilidad para reducir la presión arterial y mejorar la sensibilidad a la insulina, aunque no se pierda peso.

Todo esto nos lleva a pensar que este recurso puede beneficiar la salud por su efecto en nuestro metabolismo, además de poder ser una opción válida para adelgazar.

Como si fuera poco, investigaciones recientes comprobaron los beneficios del ayuno intermitetnte para mejorar el perfil de lípidos en sangre, siendo de ayuda para controlar dislipemias.

Estudios previos también señalaban que el ayuno puede reducir el riesgo de sufrir diferentes enfermedades metabólicas y beneficiar la salud cardiovascular.

Comiendo

Por otro lado, un pequeño estudio constató que el ayuno diurno (desde el amanecer hasta la tarde-noche), por más de 14 horas durante 30 días mejoró el funcionamiento del sistema inmunitario y contribuyó a la prevención de cáncer, trastornos cognitivos y enfermedades neuro psiquiátricas.

Todo esto demuestra los muchos beneficios que el ayuno intermitente puede tener en nuestro cuerpo, más allá de ser de ayuna para perder peso mejorando la composición corporal al incrementar la masa magra y reducir la masa grasa en nuestro cuerpo, alejándonos de la obesidad.

Así puedes iniciarte en tu práctica

Si quieres adelgazar de la mano del ayuno intermitente y además, beneficiar tu salud con un protocolo de alimentación, lo primero que recomendamos es informarnos al respecto, conociendo cada detalle sobre los diferentes tipos de ayuno intermitente. De esta manera, escogeremos la opción que más se adapte a nuestra rutina alimentaria actual y otros hábitos de vida.

Por ejemplo, si entrenamos cada mañana cerca del mediodía y solemos trabajar hasta la tarde, quizá nos sirva un protocolo que no tenga 16 horas de ayuno sino menos, de manera de consumir alimentos en momentos clave como después de entrenar o de trabajar.

Por otro lado, si somos de los que realizamos muchas comidas al día, lo ideal es comenzar a reducir poco a poco el número de ingestas para alcanzar de forma más sencilla las 12 horas de ayuno en un principio y después, extender el período sin ingesta de alimentos.

Ayunointermitente

Así, recomendamos ir postergando el desayuno y adelantando la cena gradualmente de manera de ir acomodándonos a un protocolo de ayuno intermitente y reconocer su efecto en nuestra rutina.

La planificación de horarios de ingesta y ayuno, junto a nuestras actividades cotidianas resulta clave para que la práctica del ayuno intermitente sea exitosa y podamos sostenerla en el tiempo, de lo contrario, puede conducirnos al fracaso.

Por último, vale la pena tener en cuenta antes de comenzar a ayunar que en los périodos de ingesta no cualquier alimento es válido. Es decir, resulta importante cuidar la calidad de lo que comemos para que resulte un efectivo recurso para adelgazar.

El ayuno intermitente puede ser muy beneficioso para nuestro cuerpo, ayudando a adelgazar y mucho más. Sin embargo, requiere de una práctica correcta y su mantenimiento en el tiempo, de lo contrario, puede no conllevar efectos positivos como los antes mencionados.

Imagen | Unsplash e iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio