Compartir
Publicidad
Publicidad
Las mejores opciones para comer cuando estás de vacaciones haciendo turismo
Dietas

Las mejores opciones para comer cuando estás de vacaciones haciendo turismo

Publicidad
Publicidad

Si en estas vacaciones tus planes son conocer un nuevo lugar o recorrer diferentes ciudades cada día, de seguro te encontrarás fuera de casa al momento de comer, por eso, te mostramos las mejores opciones para comer cuando estás de vacaciones haciendo turismo.

Sin duda la comida misma puede ser parte del turismo, de conocer a una ciudad o un lugar diferente al que vives, pero si no quieres descuidar tu dieta y tu salud, aquí algunas de las mejores alternativas:

Los entrantes más sanos

Cuando después de caminar mucho, visitar lugares o realizar diferentes actividades nos sentamos a comer lo primero que buscamos es calmar nuestro alto nivel de hambre y apetito, por ello, es fundamental beber agua antes de comenzar a comer y escoger entrantes que nos ayuden a calmar parcialmente el gusanillo pero no sumen demasiadas calorías.

Así los entrantes más sanos serán aquellos a base de frutas y/o verduras frescas o que incluyan proteínas magras, alto contenido acuoso y fibra en su composición.

1366 2000

Podemos optar por ensaladas con queso u otros lácteos como esta ensalada caprese de melocotón o bien con carnes magras o mariscos bajos en grasas pero con buenas proteínas como esta ensalada de gambones, rúcula y nectarinas a la parrilla.

Otras buenas preparaciones a base de verduras y/o frutas son las sopas y cremas frías, o bien, los carpaccios, por ejemplo de calabacín con almendras o de tomate.

Las tostas son otras preparaciones recomendables a modo de entrante pero en las mismas debemos cuidar la calidad de los ingredientes, escogiendo preferentemente aquellas que contengan frutas, verduras, huevo, carnes magras frescas y en lo posible no incluyan embutidos, frituras o semejantes. Por ejemplo, podemos escoger tostas de aguacate, bacalao ahumado y cintas de espárragos, de doble pesto con atún natural, en pan de centeno y nueces con queso fresco, espinacas baby y melocotón, o de pollo marinado con lima.

1366 20002

Los mejores platos principales

Habiendo consumido un platillo que nos ayudó a reducir las ansias por comer y calmar la sed, sí podremos disfrutar de un plato principal saciante y quizá más calórico porque podremos controlar mejor lo que comemos.

Igualmente, aunque no atenderemos a las calorías es fundamental mirar la calidad de los nutrientes que ofrecen las mismas, priorizando aquellos platos con fibra, hidratos complejos, grasas buenas, proteínas de calidad, vitaminas y minerales varios y descartando preparaciones con grasas trans, azúcares añadidos y harinas refinadas.

Así, podemos escoger platos a base de un cereal (en lo posible integral) que se acompañe de una carne o pescado fresco, frutos secos, semillas, frutas y verduras varias.

1366 20003

Por ejemplo, podemos escoger una pasta gratinada con salsa de verduras y nueces, con atún y verduras, con langostinos, guindillas y pak choi o bien en ensaladas.

El arroz también es buena opción y al igual que la pasta, mejor que sea integral y vaya combinado con verduras, frutas o proteínas magras que reducen el índice glucémico de la preparación y sacian con buenos nutrientes. Buenas opciones serían un arroz con pescado al curry, arroz negro con sepia y gambones en paella o una cazuela de arroz especiado con verduras y garbanzos que me ha encantado y va muy bien con trozos de pollo también.

Los platos a base de pescado también son alternativas muy recomendables pudiendo escoger un pescado a la plancha con guarnición o bien, platos más elaborados que los incluyen como pescado al horno en salsa de mostaza, pastel de pescado, salmón noruego glaseado con sake y teriyaki u algún otro plato con pescados de temporada y típicos de la ciudad que estamos conociendo.

1366 2000

Los postres ideales para comer fuera

Si después de comer entrante y plato principal aun deseas un sabor dulce en tu boca, te recomendamos escoger opciones ligeras que te permitan continuar andando y conociendo después de comer.

Siempre podemos compartir un postre de ración pequeña si sus nutrientes no son de buena calidad o bien, escoger una ración más grande de una opción saludable a base de frutas por ejemplo o sin azúcares añadidos.

Podemos escoger macedonia de frutas frescas, compota de frutas u otros platos ligeros y sanos pero con un agradable sabor dulce que brinde placer al paladar.

Recuerda que además de escoger adecuadamente qué comer es importante siempre priorizar la ingesta de alimentos sentados a la mesa, por lo que cada vez que sea posible recomendamos escoger un restaurante y no comprar y comer mientras caminamos por la ciudad.

Sólo de esta manera podrás cuidar la dieta comiendo sano mientras haces turismo en vacaciones.

Imagen | iStock y Directo al Paladar

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos