Compartir
Publicidad

Llevar un diario de comidas y ejercicio: una buena ayuda a la hora de adelgazar

Llevar un diario de comidas y ejercicio: una buena ayuda a la hora de adelgazar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A menudo, sobre todo cuando queremos bajar de peso, subestimamos lo que comemos y sobreestimamos cuánto nos movemos. Es decir, que percibimos que comemos menos de lo que en realidad ingerimos y, por el contrario, nos parece que nos movemos mucho o que gastamos muchas calorías cuando la verdad es que no son tantas. Esta percepción equivocada en cuanto a comida y ejercicio puede dar al traste con nuestra estrategia de pérdida de peso.

Debido a esto, es importante que, si nuestro objetivo es la pérdida de peso, seamos conscientes de los alimentos y productos que ingerimos a lo largo del día y de lo que nos movemos realmente. Y para ello es muy útil llevar un diario con nuestra ingesta de alimentos y nuestro ejercicio: esta revisión de estudios científicos asocia el hecho de llevar un diario de comidas y entrenamientos con la pérdida de peso.

Para realizar esta revisión se utilizaron 22 estudios en total: 14 de ellos monitorizaban la ingesta diaria de alimentos, uno monitorizaba el ejercicio diario y otros seis monitorizaban el pesaje, con diferentes metodologías (desde los apuntes en papel -la técnica más utilizada- hasta la monitorización digital con aplicaciones móviles).

Aunque los grupos de los estudios eran demasiado homogéneos (mujeres jóvenes en su mayoría, y esto destaca la necesidad de realizar más estudios en otros grupos de población), la revisión fue capaz de asociar el hecho de llevar un control de la alimentación y el ejercicio con la pérdida de peso.

Llevar un registro de comidas y entrenamientos facilita la identificación de hábitos nocivos y su cambio por otros más saludables

Esto es debido a que, una vez que somos conscientes de cuáles son nuestros hábitos en cuanto a alimentación y ejercicio, es más fácil que identifiquemos aquellos que necesitemos cambiar y que los sustituyamos por otros más saludables. La auto-evaluación y el refuerzo que recibimos al ver cómo vamos cambiando y nos acercamos a nuestros objetivos también favorecen ese cambio de hábitos y esa pérdida de peso.

Evidentemente, el éxito de estos diarios de comida y de ejercicio depende en gran medida de lo sinceros que seamos a la hora de rellenarlos: quizás el caso de las comidas es en el que más claro se ve, ya que deberíamos apuntar todo. Sí, esa Coca-cola que te has tomado a media tarde también cuenta, y ese trozo de pastel que te han ofrecido a media mañana en la oficina, aunque haya sido muy pequeño. A menudo, solemos registrar en nuestra cabeza solo lo que comemos dentro de las comidas principales, olvidando lo demás, y esto puede jugar en nuestra contra.

Llevar un diario de comidas y de ejercicio, ya sea en papel o ayudándonos de alguna app, es una buena motivación y una gran ayuda a la hora de cambiar nuestros hábitos a otros más saludables.

Imagen | iStock
En Vitónica | No más dietas: siete hábitos de alimentación para comer de forma saludable
En Vitónica | ¿Es nuestro estilo de vida más importante que nuestro entrenamiento a la hora de ganar salud?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio