Compartir
Publicidad
No más dietas: siete hábitos de alimentación para comer de forma saludable
Dietas

No más dietas: siete hábitos de alimentación para comer de forma saludable

Publicidad
Publicidad

Para lograr un peso adecuado y proteger la salud ante todo, las dietas milagro no son la solución sino que necesitamos un verdadero cambio de hábitos. Por ello, hoy te mostramos siete hábitos de alimentación para llevar una dieta saludable y decirle adiós a las dietas de una vez y para siempre.

Organizar la compra de alimentos

1366 2000

Todo comienza con una buena compra, pues lo que tenemos en casa es lo que finalmente comemos. Por ello, es fundamental realizar una compra de alimentos organizada, es decir, planificar lo que necesitamos y acotarnos a una lista, no acudir a comprar con hambre sino mejor después de haber comido, y comprar siempre más alimentos frescos siendo muy útil para ello realizar la compra en el mercado.

Por otro lado, si acudimos al supermercado por algunos productos sanos o que al menos tienen lugar en una dieta equilibrada, lo mejor es mirar el etiquetado de los alimentos antes de comprar, observando con detalle no sólo la información nutricional sino también, la lista de ingredientes y otros datos útiles tales como el tamaño de la ración por ejemplo.

Cocinar más en casa

1366 20001

Además de comprar, cocinar es clave si queremos comer más sano y así lograr un verdadero cambio de hábitos, por ello, podemos comenzar aprendiendo a realizar preparaciones sencillas como tortillas, ensaladas, o salteados y pronto nos daremos cuanta lo mucho que puede cambiar nuestra dieta cocinando en casa.

Sabremos exactamente lo que comemos, podemos equilibrar el menú diario si organizamos nosotros mismos las comidas y si planificamos bien, no tendremos que dedicar mucho tiempo a la cocina, pero lo mejor, podemos convertir platos calóricos en mucho más sanos como por ejemplo empanados y rebozados o las tan amadas croquetas.

En Vitónica tenemos variedad de recetas saludables sencillas para poner en práctica y beneficiar no sólo tu dieta sino también, tu bolsillo.

Controlar las porciones

1366 20003

En un restaurante o en los locales de fast food, las porciones se han ido incrementando notablemente en el tiempo, de manera tal que se los considera una de las causas de la pandemia de obesidad.

Tendemos a comer todo lo que nos sirven, somos "completadores", por lo que servir el plato antes de llevarlo a la mesa y hacerlo con menor cantidad de alimento puede ser de gran ayuda.

Asimismo, no comer del envase, evitar distracciones, y otros trucos más pueden ser muy útiles al momento de controlas las porciones y lograr una dieta con cantidades adecuadas, que beneficie la salud del organismo.

Escoger agua como bebida habitual

1366 20002

Los líquidos no producen igual saciedad que los sólidos, por lo que si escogemos bebidas con calorías como refrescos azucarados o zumos podemos estar sumando energía sin darnos cuenta y sin beneficiar en nada la salud sino todo lo contrario.

Estar bien hidratado puede favorecer el control del peso y si reemplazamos bebidas con calorías por agua sin duda la calidad de nuestra dieta mejorará así como también, podremos producir sin esfuerzo una notable pérdida de peso.

Por eso, un buen hábito para incorporar a la dieta es beber agua de manera habitual y dejar los zumos naturales y batidos sólo para momentos y ocasiones especiales, es decir, de baja frecuencia.

Masticar bien cada bocado

1366 20004

Una vez elaborada y servida la comida, recomendamos disfrutar al máximo cada bocado que ingresa en la boca y al mismo tiempo, favorecer la saciedad con su consumo masticando bien cada trozo de alimento.

La masticación correcta no sólo sacia sino que ayuda a digerir y disfrutar más lo que comemos, por lo que siempre es beneficioso para el logro de una dieta saludable y consciente. Recomendamos para masticar más escoger alimentos duros que además por ser crujientes nos agradan como pueden ser frutos secos y semillas o platos que los contengan, frutas con piel y frescas, cereales integrales y al dente que siempre son más "firmes" que los refinados, entre otros.

Incluye alimentos saciantes

1366 20006

Para estimular la saciedad y así controlar mejor lo que comemos, resulta de gran ayuda escoger alimentos ricos en agua, fibra o proteínas para nuestra dieta habitual.

Los alimentos ricos en agua como frutas y verduras o preparaciones como sopas, gelatinas y similares son saciantes por ofrecer mucho volumen, pero sin muchas calorías. Por su parte los alimentos ricos en fibra sacian porque demandan mayor trabajo digestivo y frecuentemente exigen masticación, mientras que las proteínas ayudan de muchas formas a saciarnos y resultan clave cuando buscamos perder peso.

Así, escoger cereales integrales, legumbres, frutas y verduras frescas, clara de huevo, carnes magras y pescado para sumar a la dieta habitual puede ser clave para saciarnos con facilidad.

Autoevaluar la dieta

1366 20005

El autocontrol cotidiano siempre es de ayuda en diferentes aspectos de nuestra vida y en alimentación no podía ser diferente, por ello, conocer nuestra dieta, llevar un control de lo que comemos e intentar siempre mejorar lo posible es clave para comer más sano de una vez y para siempre.

Para lograrlo podemos emplear un diario de alimentos o registrar todo lo consumido y bebido a lo largo del día, que en un principio recomendamos hacerlo escrito y puede ser engorroso pero al cabo de unas semanas lo haremos mentalmente y sin dificultad.

Este autocontrol implica por ejemplo saber si nos hemos pasado en cantidades en una comida y debemos compensar después así como también, si en el día no hemos consumido proteínas por ejemplo y debemos acudir en la próxima ingesta a algún alimento o plato que las contenga.

Este último hábito es lo que determina el logro de una dieta saludable y sostenible en el tiempo, pues para autoevaluar debemos haber logrado mucho conocimiento y experiencia previa en el logro de una alimentación mejor.

Recuerda que el cambio de hábitos lleva tiempo y por ello, necesitamos constancia cada día, pudiendo comenzar por un hábito a la vez y así, lograr finalmente una alimentación sana para siempre que nos permita decirle adiós a las dietas de manera definitiva.

Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio