Compartir
Publicidad
Algunos ejercicios imposibles que debemos conocer
Entrenamiento

Algunos ejercicios imposibles que debemos conocer

Publicidad
Publicidad

Seguro que la gran mayoría de nosotros cuando pensamos en dificultar los entrenamientos lo que nos viene a la cabeza es incorporar peso o cambiar el agarre de los distintos aparatos. Si acaso decidimos incorporar en la rutina las kettlebell o pesos muertos. Nosotros en este post queremos hacer un compendio de ejercicios y rutinas de entrenamiento imposibles, algo que se sale de lo habitual y que muy pocas personas llevan a cabo.

Antes de nada, y como punto importante a tener en cuenta, estos ejercicios que vamos a mencionar a continuación solamente deberán realizarse por personas con una condición física muy buena y con una preparación previa, ya que el riesgo de lesión es elevado al tratarse de posturas y movimientos muy forzados.

Sentadilla a una pierna

En primer lugar vamos a detenernos en un tipo de sentadilla que casi nadie lleva a cabo. Se trata de la sentadilla con una pierna. Para su realización simplemente necesitamos nuestro cuerpo, nunca usaremos un peso extra colocado sobre los hombros, ya que este ejercicio comporta mucha dificultad, pero es efectivo al máximo a la hora de desarrollar los músculos de las piernas. Demás, nos servirá para trabajar la flexibilidad y el equilibrio corporal.

Simplemente lo que haremos será colocarnos como si fuésemos a realizar una sentadilla normal y en vez de mantener las dos piernas pegadas al suelo una la elevamos hacia delante. Para ello debemos echar el tronco hacia delante y los brazos para mantener el equilibrio. Una vez estabilizada la postura, lo que haremos será elevar el cuerpo y bajarlo mediante la acción de la pierna apoyada al suelo.

Dominadas a una mano

En segundo lugar nos vamos a detener en las dominadas con una mano. Se trata de un ejercicio complejo y difícil de llevar a cabo, ya que es necesaria fuerza, concentración y dominio absoluto de la técnica. Para realizar este tipo de dominadas es necesario tener mucha fuerza en los brazos y la parte dorsal, así como un control absoluto de la parte. Este ejercicio pondrá a prueba los músculos de esta parte del cuerpo y los convertirá en invencibles.

Eso sí, es necesario que seamos conscientes de que debemos realizar este tipo de dominadas poco a poco, primero una e ir aumentando la cantidad a medida que vayamos adquiriendo fuerza y destreza. No debemos olvidar que el cuerpo y la postura debe ser la misma de siempre, solo que debemos concentrar todo el empuje en una parte.

Abdominales Bruce Lee

En este compendio no podían faltar ejercicios para trabajar la pared abdominal. Unos abdominales a tener en cuenta son los conocidos como Bruce Lee. Se conocen así porque eran los que hacía él. Se trata de colocarnos boca arriba sobre un banco y apoyar toda la parte del cuello en éste y agarrarnos a los lados con ambas manos. En esta postura elevaremos todo el cuerpo con las piernas estiradas, de modo que sea la pared abdominal la que aguante la postura y esté en tensión.

En esta postura elevaremos y descenderemos con todo el cuerpo. Como único punto de apoyo estará la parte superior de la espalda y los brazos con los que nos agarramos. Es cierto que hay que tener mucha fuerza en el abdomen y mucho cuidado con no arquear demasiado la espalda, pues nos podemos hacer mucho daño en esta parte.

Flexiones plache

Otro ejercicio imposible son las flexiones planche. En este tipo de flexiones el único punto de apoyo con el suelo son las manos. El resto del cuerpo está elevado en el aire. Esto lo que hace es que trabajemos al máximo los brazos, los pectorales y todos los músculos que componen el core. Además, trabajaremos al máximo el equilibrio y el control del cuerpo.

La manera de realizarlas será la misma que la de cualquier otro tipo de flexiones, ya que debemos levantar el cuerpo y vencer su peso con la fuerza de los brazos y los pectorales. Pero en este caso la cosa es diferente, ya que al tener un solo punto de apoyo debemos variar la colocación de las manos para conseguir un punto de equilibrio, y además ejercer mucha más fuerza con los brazos.

Es cierto que al fin y al cabo estos ejercicios siguen teniendo la misma base de los más tradicionales, solo que las variaciones son tan importantes que al final el ejercicio es totalmente diferente y la incidencia en las zonas trabajadas será mucho mayor. Por ello pueden ser una buena herramienta para seguir avanzando en los entrenamientos.

Imagen | ThinkStock Video 1 | Youtube/ Pistol Squash Video 2 | Youtube/Matthew Shoffner Video 3 | Youtube/Kinobody Video 4 | Youtube/ JIsaiahE

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio