Compartir
Publicidad

Assault air bike o bici de CrossFit: una de las formas más intensas de hacer cardio en el gimnasio

Assault air bike o bici de CrossFit: una de las formas más intensas de hacer cardio en el gimnasio
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguro que has visto en muchos box de CrossFit o incluso en algún gimnasio una extraña bici que tiene una especie de jaula de ventilador en lugar de rueda delantera: son las assault air bike o bicis de aire, una de las maneras más intensas de introducir un entrenamiento de cardio o HIIT en tu entrenamiento.

Si no habéis probado la assault air bike, os recomendamos encarecidamente que lo hagáis con un entrenamiento breve, aunque solo sea por ver en qué coincide y en qué difiere con el entrenamiento en elípitica (que, en apariencia, podría ser la máquina de cardio que más se le parecería). Probarla es la mejor manera de experimentar lo brutalmente intenso que puede ser el entrenamiento en la assault air bike.

Para aquellos que no tengáis posibilidad de probarla, os contamos cómo funciona esta máquina y qué podéis hacer en ella.

La assault air bike es un híbrido entre una bicicleta estática y un remo que combina con estos elementos una resistencia a base de aire (por eso esa especia de jaula de ventilador en la parte frontal), que hace que dicha resistencia se adecúe a cada persona que la va a utilizar.

Cuanta mayor potencia realices durante tu entrenamiento, mayor resistencia va a ejercer la assault air bike

Durante los entrenamientos con la assault air bike damos pedales al mismo tiempo que movemos los agarres de las manos, como hacemos con una bicicleta elíptica. Conseguimos de este modo un buen trabajo cardiovascular y una buena movilización tanto del tren superior como del tren inferior. La zona media de nuestro cuerpo trabaja también ya que de ella es de donde surge el movimiento que dirigimos a nuestras articulaciones, y además nos ayuda a mantener una postura correcta durante todo el entrenamiento.

Assault-air-Bike

Con la assault air bike no se suelen realizar entrenamientos muy largos, y es que las sesiones en este aparato suelen ser agotadoras. Su uso se destina generalmente a los entrenamientos HIIT en sus distintos tipos, realizando períodos cortos de entrenamiento a alta intensidad (las pulsaciones se ponen por la nubes en pocos segundos) con períodos cortos de descanso activo e incompleto (durante los cuales seguimos pedaleando y moviendo los agarres de los brazos).

Uno de los entrenamientos que suelen venir pre-cargados en las assault air bikes (dependiendo de la marca, claro), es el Tabata de cuatro minutos, en el que hacemos ocho series de 20 segundos de trabajo intercaladas con 10 segundos de descanso. También existe la posibilidad de trabajar con objetivos de vatios generados (según la potencia de nuestro entrenamiento), revoluciones por minuto (para seguir un ritmo de trabajo establecido) o de distancia recorrida, entre otros.

Personalmente la he probado en varias ocasiones, casi siempre al final del entrenamiento de fuerza para meter un poco de HIIT, y el entrenamiento Tabata pre-cargado ha sido más que suficiente para ponerme el corazón a mil por hora y para desear que esos cuatro minutos terminaran lo antes posible.

Es una máquina que, sin duda, pone a prueba a todo atleta que se sube a ella; muy sorprendente sobre todo en el primer uso, cuando no nos esperamos un entrenamiento tan duro como el que nos ofrece.

Si aun no la habéis probado, ¡aprovechad cuando tengáis la oportunidad de hacerlo!

Imágenes | CrossFit
En Vitónica | Algunos aparatos de Crossfit que podemos utilizar en una rutina convencional

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio