Publicidad

Cómo puedes seguir entrenando si tienes una muñeca lesionada
Entrenamiento

Cómo puedes seguir entrenando si tienes una muñeca lesionada

Lesionarse es posiblemente una de las peores cosas que pueden pasarle a un deportista, sobre todo a aquellos que depende de su masa muscular y fuerza para un buen desempeño en el deporte practicado.

Una lesión no solo suele conllevar el cese de la actividad sino también cirugías, hospitalizaciones o en el mejor de los casos un tiempo de inmovilización. Todo este tipo de circunstancias tienen graves consecuencias para nuestra masa muscular siendo las pérdidas de esta significativas ya a partir del quinto día.

En este artículo daremos algunos consejos que puedes poner en práctica para llevar una lesión en la muñeca de la mejor manera posible.

El problema está en la muñeca, no en el tren inferior

Parece obvio ¿verdad?, pero resulta que muchas personas cuando se lesionan una parte del cuerpo deciden tomar una actitud del estilo "de perdidos al río", es decir, si no puedo entrenar con normalidad, no entreno.

Puede que no puedas hacer una sentadilla con barra, goblet o un peso muerto con barra pero puedes hacer sentadillas con salto, búlgaras, zancadas, prensa, extensiones de cuádriceps, peso muerto rumano a una mano o curl femoral.

No dejes que el resto de tu cuerpo sufra por una lesión que afecta al 5% del mismo.

Sigue trabajando el brazo no afectado

f

Existen investigaciones que muestran como el entrenamiento (excéntrico) del miembro sano o no lesionado son capaces de preservar la fuerza y evitar la atrofia muscular del miembro lesionado.

Se especula que los mecanismos que explican esto son de naturaleza neural, es decir, los dos hemisferios del cerebro están íntimamente conectados entre si por lo que la actividad de uno, en casos como este, afecta al otro.

De esta manera, la mejor recomendación es que entrenes de manera unilateral el brazo no afectado mediante curls de bíceps, presses franceses o patadas de tríceps.

Aplica entrenamiento con restricción del flujo sanguíneo o Kaatsu

El entrenamiento mediante restricción del flujo sanguíneo o Kaatsu es una técnica de entrenamiento desarrollada hace ya casi dos décadas por el japonés Yoshiaki Sato. En inglés recibe el nombre de blood flow restriction o BFR.

Esta técnica consiste en la oclusión parcial del flujo sanguíneo muscular tanto de entrada como de salida durante contracciones de baja intensidad, por lo general de entre el 20 y el 40% del 1RM. Decimos parcial porque el objetivo no es interrumpir por completo el aporte de sangre al músculo. El flujo sanguíneo que más afectado se ve es el retorno venoso puesto que el diámetro de las venas es inferior al de las arterias por lo que la sangre tiene mayor facilidad para entrar pero no para salir.

Esto es útil en personas que por diversas circunstancias no pueden entrenar soportando grandes cargas o estrés mecánico en sus articulaciones puesto que la restricción del flujo sanguíneo supone una disminución del aporte de oxígeno, de nutrientes y del aclarado metabólico de la musculatura sometida a tal esfuerzo, lo que incrementa sustancialmente el estrés metabólico a nivel local.

Puede que con la muñeca lesionada no puedas agarrar una mancuerna pero tal vez sí que puedas rodear el antebrazo con una goma elástica para hacer un curl de bíceps con algo de resistencia o incluso una patada de tríceps. Esto unido a la oclusión puede suponer la diferencia entre perder masa muscular o mantenerla.

A la hora de aplicar este método es importante que cuentes con la ayuda de un profesional. La colocación de las bandas de oclusión se aplica en la parte superior de brazos y piernas y se debe controlar la presión que ejercen

En Vitónica | Entrenamiento de fuerza para proteger tu corazón: una rutina sencilla de cuerpo completo en el gimnasio

En Vitónica | El entrenamiento de fuerza es la base de una buena salud: una rutina que puedes hacer en casa si eres novato

Imágenes | iStock, Pixabay

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio