Compartir
Publicidad

SUP Yoga o Yoga sobre una tabla de surf: una manera refrescante de mantenerte en forma en verano

SUP Yoga o Yoga sobre una tabla de surf: una manera refrescante de mantenerte en forma en verano
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si este verano estás buscando nuevos deportes que practicar para salir de la rutina y seguir entrenando durante tus vacaciones, una de las mejores opciones a tu alcance es el SUP Yoga o Yoga sobre una tabla de surf: una disciplina en la que se unen lo mejor del Yoga con lo mejor de entrenar en el agua.

De origen californiano, el SUP Yoga puede practicarse en el mar (el medio natural para hacerlo) o también en piscinas. Lo único que necesitas son ganas de divertirte y de trabajar sobre todo tu zona media, porque el hecho de llevar las posturas de Yoga al medio acuático sin duda la pondrán a prueba.

El SUP Yoga se practica sobre una tabla de paddle surf: este tipo de tablas son más anchas que las tablas de surf y tienen un mejor índice de flotabilidad para mejorar la experiencia del deportista.

Si en el paddle surf nos mantenemos de pie, de rodillas o tumbados sobre la tabla y remamos sobre ella para desplazarnos, en el SUP Yoga lo que vamos a practicar son las diferentes posturas o asanas de Hatha Yoga (el tipo de Yoga más tradicional, perfecto para principiantes) sobre nuestra tabla, que se encuentra en inestabilidad gracias al efecto del agua y de las olas.

El hecho de practicar Yoga sobre una superficie inestable va a hacer que el trabajo de nuestro core o zona central de nuestro cuerpo, incluida la musculatura profunda del abdomen, sea mucho más exigente. Estos son los músculos que nos ayudan a mantener una postura correcta y a mantenernos en ella.

Nuestra conciencia corporal y propiocepción también es importante a la hora de practicar SUP Yoga, ya que nos ayudará a hacer pequeñas correcciones en nuestra postura que nos permitirán mantenernos encima de la tabla. Y si nos caemos, tampoco es mucho problema: chapuzón fresquito y de vuelta a la tabla a seguir intentándolo.

Las clases suelen comenzar con unos movimientos previos de calentamiento y movilidad articular cuando estamos todavía en la arena. Después pasamos a la práctica de diferentes posturas y secuencias, como el saludo al sol, sobre la tabla. Y terminamos con unos minutos de relajación tumbados sobre nuestra tabla y mecidos por las olas.

¿Habéis probado el SUP Yoga? ¡Contadnos qué os ha parecido!

Imagen | Pixabay
En Vitónica | Todo lo que tienes que saber sobre el Yoga antes de empezar a practicarlo (en vídeo)
En Vitónica | Yoga en la playa: las tres cosas que no puedes olvidar

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio