Compartir
Publicidad
Publicidad

Rutina dividida: ¿si o no?

Rutina dividida: ¿si o no?
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad


La rutina dividida es un método de entrenamiento en el cual se estructura una rutina que trabaja todo el cuerpo en diferentes días, durante los cuales se abordan diferentes partes del cuerpo, con la finalidad de trabajar más intensamente cada grupo muscular y no alcanzar una fatiga elevada al terminar la sesión.

La rutina dividida puede estructurarse en dos, tres o cuatro días distintos y pretende desarrollar fuerza y masa muscular sin alcanza un agotamiento que impida el logro de dicho objetivo. Por eso, se recurre a la rutina dividida con la finalidad de trabajar intensamente una parte del cuerpo y dejar que ésta se recupere al día siguiente mientras trabajamos otra zona muscular distinta.

El entrenamiento mediante rutina dividida a ganado tantos adeptos como enemigos, ya que por un lado podemos obtener un gran desarrollo muscular sin alcanzar un agotamiento extremo o sobreentrenar y por otro, no hacemos uso de ejercicios multiarticulares en los cuales se moviliza mayor masa corporal y por ende, el efecto sobre la resistencia, el sistema cardiovascular y la forma física, es notablemente inferior.

Para salir de esta controversia, muchos podríamos organizar una rutina dividida en dos veces a la semana y trabajar el cuerpo completo de manera más ligera en el resto de los días semanales, o bien, podríamos focalizar los ejercicios en una zona muscular pero al mismo tiempo, incluir ejercicios multiarticulares en la sesión.

Por supuesto, lo indispensable para saber si optamos o no por una rutina dividida debe ser nuestro objetivo, ya que si buscamos mejorar la resistencia y la forma física general, será más oportuno un entrenamiento de todo el cuerpo, por ejemplo, mediante un circuito.

En cambio, si lo que pretendemos es alcanzar un mayor desarrollo muscular, la rutina dividida puede ser de gran utilidad, ya que nos permitirá entrenar en sólo 60 minutos, una parte del cuerpo a gran intensidad, permitiendo a los músculos involucrados recuperarse posteriormente.

Como siempre decimos, entrenar al mismo tiempo la flexibilidad, la resistencia y la masa muscular, es de gran ayuda para nuestro estado físico general y para cada uno de éstos aspectos en forma independiente, pero también, debemos saber que cada individuo es diferente y así lo son sus objetivos, por ello, el entrenamiento, descanso y dieta, deben acomodarse a sus particularidades.

En Vitónica | Para progresar en la rutina de musculación: Principios de Weider (I)
En Vitónica | Respetar los períodos de recuperación muscular para ganar volumen
En Vitónica | Diferentes ejemplos de rutinas para variar los entrenamientos
Imagen | ShawnHening

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos