Compartir
Publicidad

Correr con o sin reservas de hidratos, dos estrategias válidas

Correr con o sin reservas de hidratos, dos estrategias válidas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Dentro del complejo mundo de la nutrición del corredor, hoy nos vamos a centrar en las reservas de glucógeno. Nuestro cuerpo dispone de hasta 2000-3000 kcal a base de glucógeno y azúcares. La cuestión es si es útil entrenar disponiendo de esas reservas o, por el contrario, es mejor entrenar "vacío".

En primer lugar, depende del tipo de entrenamiento. Para un entrenamiento duro e intenso, como por ejemplo las series, correr con las reservas llenas puede ayudarnos a correr a mayor velocidad y con más chispa. Por otro lado, en entrenos largos y menos intensos, como en los rodajes, correr sin reservasa de hidratos mejora el metabolismo de las grasas, útil para ahorrar hidratos en competición.

Las reservas de glucógeno también se entrenan en el corredor

No obstante, se puede entrenar intensivo sin hidratos y extensivo con hidratos, no es una regla a seguir. Simplemente son dos formas diferentes de hacerlo y van a ser estrategias válidas para mejorar adaptaciones del metabolismo.

Eso sí, este aspecto también hay que entrenarlo, no es cuestión de salir a correr sin reservas de hidratos el primer día y hacer un HIIT. Es importante aquí ser conscientes de las sensaciones que vamos teniendo con este tipo de estrategia nutriciona y adaptarnos a ellas poco a poco.

Si nunca lo has probado, te animo a que salgas un día a trotar con las reservas de hidratos de carbono bajas. Verás que las sensaciones son diferentes (no necesariamente peores). E, igualmente, prueba a hacer una carga de hidratos y salir a entrenar intenso, para ver si las sensaciones son mejores.

Imagen | Pixabay

En Vitónica | Hidratos y proteínas, la combinación perfecta para después de correr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio