Compartir
Publicidad
Hombro, pruebas de imagen y lesiones: no siempre hay relación
Lesiones

Hombro, pruebas de imagen y lesiones: no siempre hay relación

Publicidad
Publicidad

El hombro es una región bastante sensible. No es una articulación, sino un complejo integrado por varias articulaciones, donde participan también muchos músculos, tendones largos, ligamentos, etc. Por ello es bastante sensible a lesiones en el deporte.

Sin embargo, no hay que confundir el hecho de que aparezcan lesiones en las pruebas de imagen como una justificación de la patología. Me explico: existe una degeneración que no es tal, sino que son procesos normales asociados a la edad o al uso, que pueden mostrarse en pruebas de imagen, pero que no tienen por qué generar problemas.

Una imagen no lo es todo

Ocurre algo parecido al caso de las hernias, protrusiones y otros hallazgos a nivel de columna lumbar, que pueden estar presentes en sujetos sanos, que no tienen síntomas ni molestias.

En el caso del hombro, según se comenta en un artículo de 2011, es posible encontrar mediante ecografía hallazgos en el 96% de los sujetos que participaron (muestra de 51 hombres sin molestias o antecedentes de problemas en hombros). Artículo completo (en inglés): Ultrasound of the shoulder: asymptomatic findings in men.

La muestra no es especialmente grande, pero ese 96% de sujetos con alteraciones a nivel de hombro es muy llamativo: artrosis de la articulación acromioclavicular, tendinopatía del supraespinoso, engrosamiento de la bursa...

Buscar al culpable adecuado

Si estos sujetos tuvieran un dolor en el hombro, o una limitación, enseguida echaríamos la culpa a este hallazgo, pero parece ser que es relativamente frecuente tener este tipo de problemas y no tener síntomas como dolor, molestia o limitación de movilidad.

Cuando hay un golpe, un dolor, una limitación... Es muy oportuno que la prueba de imagen arroje un hallazgo como un deterioro, artrosis, tendinopatía, pero no hay que dejarse llevar, pues lo interesante es que puede haber estas lesiones y que la persona no tenga ninguna limitación o dolor, con lo que la relación causa-efecto queda en entredicho.

La muestra de sujetos en el estudio fue de varones entre 40 y 70 años de edad. Si bien es un único estudio, con una muestra no demasiado amplia, va en la línea de otros estudios que lo que muestran es que los hallagos en pruebas de imagen (radiografías, resonancias, ecografías...) no son verdades absolutas, y que lo que manda es la clínica, los síntomas.

En Vitónica | Biomecánica del hombro

Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio