Compartir
Publicidad

Un estiramiento para aliviar tensiones en las piernas tras la carrera

Un estiramiento para aliviar tensiones en las piernas tras la carrera
35 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La carrera es una actividad que requiere de nosotros un trabajo duro de piernas, ya que cuando estamos corriendo hacemos que todos los músculos de las piernas se mantengan activados y en acción. Esto hace que esta actividad represente un gran estrés para los músculos, que deben reponerse del entrenamiento. Pero no solo los músculos se ven afectados, sino que también los tendones y las articulaciones pueden estarlo. Por este motivo en este post queremos ver un ejercicio de estiramiento adecuado para recuperarnos después de la carrera.

Con el ejercicio de estiramiento que vamos a describir a continuación conseguiremos estirar con un solo gesto los músculos más afectados durante la carrera, es decir, el bíceps femoral y los isquiotibiales. Aunque no debemos olvidar que también conseguiremos aliviar tensiones en la parte de los gemelos y de los glúteos que también se ven muy afectados a la hora de salir a correr. Simplemente es necesario que nos pongamos manos a la obra y lo incluyamos en nuestra rutina de entrenamientos.

Para la realización de este estiramiento simplemente necesitaremos nuestro propio cuerpo que será sobre el que actuaremos, una esterilla en la que recostarnos para evitar hacernos daño en la espalda, y un pared en la que apoyarnos, ya que debemos colocar el cuerpo formando un ángulo de noventa grados con el suelo. Este ejercicio lo realizaremos al finalizar las sesiones de entrenamiento en las que realicemos carrera. Nos bastará con dedicar unos minutos a su realización, y se puede alternar o completar con otros ejercicios de estiramiento de las piernas.

Ejecución del ejercicio

Para su realización nos debemos tumbar boca arriba. La espalda la debemos colocar totalmente pegada al suelo. Es recomendable que además de la esterilla para la espalda, coloquemos una almohada o algo blando que haga las veces de almohada en nuestro cuello para apoyar de este modo la cabeza. Las piernas las debemos colocar el alto, de modo que queden apoyadas completamente contra la pared formando un ángulo recto con el tronco.

En principio comenzaremos a realizar este ejercicio con las piernas juntas notando como toda la parte trasera de nuestras piernas se estira. Poco a poco lo que haremos será separar las piernas, eso sí, siempre manteniéndolas pegadas a la pared. A medida que vamos separándolas conseguiremos que además la parte de los abductores se estire y se eliminen todas las tensiones que se hayan podido acumular en esa zona.

Es importante que mantengamos esta postura durante unos minutos para poco a poco ir aumentando el tiempo de estiramiento y así conseguir que los músculos se relajen y se recuperen antes después de llevar a cabo una actividad como es la carrera. Es necesario que a lo largo de todo el estiramiento no arqueemos la espalda en ningún momento, ya que en vez de beneficiarnos de este estiramiento podemos hacernos mucho daño.

Imagen | porterosdefutsal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio