Compartir
Publicidad
Publicidad

Vitónica responde: Entrenar la flexibilidad (VI): El pectoral

Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siguiendo la línea de los anteriores post en los que describíamos ejercicios para trabajar la flexibilidad del organismo a través de diferentes ejercicios de estiramiento, en esta ocasión nos vamos a detener en el pectoral, una de las partes que en muchas ocasiones se deja de estirar y de mantener flexible debido a que no se trata de una articulación como tal. Pero a pesar de ello es muy importante mantener lo flexible para evitar que los hombros se desvíen hacia delante y podamos padecer dolores en la espalda. Para ello vamos a ver algunos ejercicios.

Para la realización de estos estiramientos no necesitaremos nada más que nuestro cuerpo y un lugar donde apoyarnos para ejecutar cada uno de los ejercicios. En este caso lo que vamos a recomendar es una pared o una espaldera que nos servirán como apoyo, ya que la manera de trabajar la flexibilidad en el pectoral será echando todo el peso del cuerpo hacia delante para forzar a los músculos a que se estiren hacia atrás.

En primer lugar lo que haremos será estirar el pectoral mayor con cada brazo. Para ejecutar este ejercicio lo que debemos hacer es colocarnos al lado de una pared apoyando el antebrazo y la palma de la mano en la misma, de modo que quede formando un ángulo de noventa grados con el codo y éste a su vez debe quedar a la altura del hombro. En esta postura adelantaremos la pierna del lado del brazo apoyado, es decir si es el derecho adelantaremos la pierna derecha. Manteniendo esta postura lo que haremos, sin despegar el brazo de la pared, es echar el pecho hacia delante, de modo que notemos como tira toda la parte trabajada. Mantendremos esta postura durante unos segundos y volveremos a la posición inicial. Es importante que lo realicemos con ambos brazos para trabajarlos al máximo.

Otro ejercicio que vamos a realizar será en la espaldera. Para ello lo que haremos será echar los brazos hacia atrás, de modo que nos agarremos con ambas a uno de los barrotes que quede a la altura de nuestros hombros. En esta postura, y con los brazos estirados, lo que haremos será echar todo el peso de nuestro cuerpo hacia delante, de modo que notemos como el pectoral tira hacia atrás. Es importante que lo realicemos suavemente y nos adelantemos a medida que vamos adquiriendo flexibilidad, ya que cada vez podremos adelantarnos más e incidir de mejor manera en los músculos del pectoral.

Otro ejercicio que podemos realizar para estirar el pectoral consistirá en colocarnos de pie ,mirando al frente y la espalda recta. En esta postura echaremos hacia atrás ambos brazos con las palmas de las manos hacia fuera, colocando una palma sobre la otra. En esta postura lo que haremos será mantenernos rectos a la vez que elevamos los brazos hacia arriba, pero siempre por detrás. A medida que vamos subiendo notaremos como la parte del pectoral se estirará. Es importante que poco a poco consigamos elevar más los brazos, ya que al principio no los levantaremos mucho, pero a medida que ganemos flexibilidad podremos elevarlos más. Es importante tener presente que nunca hay que forzarlos sino hacerlos con suavidad para poco a poco ir avanzando en todos y cada uno de los ejercicios citados anteriormente.

Video 1 | Youtube/ nattcentercom Video 2 | Youtube/ trainido

En Vitonica | Vitónica responde: Entrenar la flexibilidad (IV): Los abdominales En Vitonica | Vitónica responde. Entrenar la flexibilidad (II): Las piernas En Vitonica | Vitónica responde: Entrenar la flexibilidad (II): Los pies

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos