Compartir
Publicidad
Publicidad

Vitónica responde: Entrenar la flexibilidad (IV): Los abdominales

Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siguiendo con los ejercicios destinados a entrenar la flexibilidad, en esta ocasión nos vamos a detener en el abdomen. Muchas veces no reparamos en que esta parte del cuerpo necesita también liberar tensiones y mantenerse estirada y flexible. Por ello queremos proponer algunos ejercicios para mantener una pared abdominal en perfecto estado, ya que aunque no lo creamos, la tensión que estos músculos tienen es elevada, y por ello es necesario que la aliviemos lo máximo que podamos mientras estiramos y trabajamos la flexibilidad en la zona.

Que estirar es la forma de trabajar la flexibilidad todos lo sabemos y más con esta serie de post, pero el caso abdominal es algo que a la hora de trabajar la flexibilidad dejamos de lado, y es que aunque sepamos lo importante que es estirar, muchos son los que nunca lo hacen con los abdominales al no ser una articulación y no interferir en movimientos, cuando se trata de una zona que soporta mucha presión, y por ello es necesario, además de eliminar la tensión acumulada, tenerlo preparado para afrontar movimientos que requieran de cierta flexibilidad.

En primer lugar vamos a realizar un ejercicio que nos ayudará a estirar toda la pared abdominal al completo. Para su realización simplemente nos colocaremos boca abajo mirando al suelo sobre una esterilla. Todo nuestro cuerpo debe estar extendido y relajado. Lo único que es importante que cuidemos es la colocación de las manos, ya que las pondremos apoyadas en el suelo con las palmas mirando hacia debajo a la altura del pecho. Esto se debe a que las manos serán nuestro soporte a la hora de realizar este ejercicio. En esta posición lo que haremos será estirar los brazos y elevar el tronco hacia arriba, de modo que estiremos toda la pared abdominal y doblemos el cuerpo por la zona lumbar. En ningún momento debemos levantar las piernas del suelo. Es importante mantener esta postura por unos segundos para incidir más en la zona trabajada.

Otro ejercicio que podemos llevar a cabo para mejorar la flexibilidad en esta zona consiste en colocarnos de pie mirando al frente. Las piernas ligeramente separadas y las rodillas un poco flexionadas. En esta postura mirando al frente elevaremos un brazo y de manera lateral doblaremos el cuerpo hacia el lado del brazo que permanece sin levantar. Debemos doblar lo máximo que podamos y mantener estirada la parte del brazo levantado, ya que con este ejercicio lo que haremos será estirar toda la parte de los oblicuos y lograr así una mayor flexibilidad lateral del tronco. Con este ejercicio no solo estiraremos la parte de los oblicuos, sino que afectará también a la zona dorsal más externa.

Con estos ejercicios lo que conseguiremos será una mejora visible en la flexibilidad y el estado general de esta parte del cuerpo, ya que al estirar no solamente lograremos trabajar y entrenar la flexibilidad, sino que con ello aliviaremos tensiones innecesarias que se producen a veces por un exceso de carga en una zona, y la parte abdominal es muy susceptible de padecer estos abusos. De ahí que sea necesario un buen estiramiento y una cintura flexible y en perfectas condiciones.

Video 1 | Youtube/ ehowespanol

En Vitonica | Vitónica responde. Entrenar la flexibilidad (II): Las piernas En Vitonica | Vitónica responde: Entrenar la flexibilidad (II): Los pies En Vitonica | Vitónica responde. Entrenar la flexibilidad: Principios básicos de los estiramientos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos