Compartir
Publicidad
Publicidad

Vitónica responde: Entrenar la flexibilidad (VIII): el cuello

Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A lo largo de todos los post que hemos realizado para ver cómo debe entrenarse la flexibilidad en el cuerpo, nos hemos detenido en cada una de sus partes, exponiendo algunos ejercicios para trabajar la flexibilidad de estas zonas. En esta ocasión nos vamos a detener en la última parte que nos queda, el cuello. Esta zona es un lugar en el que a la mayoría se nos acumula mucha tensión, por ello es necesario que la eliminemos mediante los ejercicios adecuados. Una serie de estiramientos que nos ayudarán a mantener los músculos flexibles y libres de tensiones.

Con estos ejercicios lo que pretenderemos será mantener un cuello relajado y en perfectas condiciones. Todos los ejercicios están pensados para estirar los músculos que se encuentran en la base del cráneo, la parte del trapecio… Es importante que como siempre los realicemos de manera lenta, cuidando la respiración para así lograr un mayor efecto y así conseguir estirar de manera correcta. Es necesario que nunca forcemos, pues la parte del cuello es una zona delicada que soporta mucha tensión, y podemos hacernos daño con facilidad.

En primer lugar vamos a realizar un ejercicio para trabajar la flexibilidad en la parte lateral del cuello, concretamente los músculos del trapecio, que aguantan mucha tensión a lo largo de la jornada. Para realizar este ejercicio nos podemos colocar de pie o sentados, pero manteniendo la espalda recta y la vista al frente. En esta posición lo que haremos será inclinar la cabeza hacia un lado ayudándonos con el brazo del lado hacia el que estamos inclinando la cabeza. El otro brazo permanecerá relajado, e incluso lo podemos colocar detrás de la espalda para aumentar la intensidad del estiramiento. Es importante que notemos como se estira la parte lateral del cuello, y para ello es necesario que mantengamos durante unos segundos la postura en a cada lado.

Otro ejercicio consistirá en colocarnos de pie mirando al frente con la espalda recta. En este caso los brazos nos servirán para ayudarnos a la hora de realizar el movimiento de estiramiento. En esta postura lo que haremos será echar la cabeza hacia delante, de modo que la barbilla se incline como si fuésemos a tocar el pecho con ella. Lo que debemos notar es como se estira la parte trasera del cuello. Para mejorar la intensidad del ejercicio nos ayudaremos de las manos que apoyaremos en la nuca y con las que empujaremos suavemente hacia adelante para que mantengamos más estirada la zona trabajada. La respiración es muy importante, pues para aumentar más la tensión y mejorar el estiramiento debemos llenar los pulmones de aire y mantenerlo un rato para, mientras lo expulsamos, apretar más la cabeza hacia adelante con las manos y volver a repetir la acción hasta tres o cuatro veces.

El tercer ejercicio que vamos a recomendar para mejorar la flexibilidad del cuello consistirá en realizar pequeños giros de cabeza para estirar por completo el cuello. Para llevarlo a cabo debemos colocarnos de pie mirando al frente. Es esta ocasión los brazos permanecerán relajados por completo. En esta postura lo que haremos será girar la cabeza lo máximo que podamos hacia un lado. Es importante que intentemos forzar para así aumentar poco a poco la flexibilidad y cada vez poder girar más la cabeza. Para ello una vez llegado al máximo mantendremos la postura por unos segundos para luego realizar un giro en dirección contraria y así trabajar ambas partes del cuello.

Video 1 | Youtube/ canalvivesoy
Video 2 | Youtube/ PilatesExercise
Video 3 | Youtube/ jphl16

En Vitonica | Vitónica responde: Entrenar la flexibilidad (VII): la espalda
En Vitonica | Vitónica responde: Entrenar la flexibilidad (VI): El pectoral
En Vitonica | Vitónica responde: Entrenar la flexibilidad (V): Los brazos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos