Compartir
Publicidad
Publicidad

Vitónica responde: Entrenar la flexibilidad (VII): la espalda

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siguiendo con la serie que iniciamos hace unos días sobre los estiramientos encaminados a trabajar la flexibilidad, y obedeciendo a las peticiones de los lectores, en esta ocasión nos vamos a detener en una parte que muchos dejan en el olvido a la hora de estirar y mantenerla flexible, se trata de la espalda. Esta zona necesita que liberemos a los músculos de tensión, ya que es una parte en la que se acumula gran parte de la que generamos a lo largo de la jornada, por ello vamos a ver algunos ejercicios.

El primer ejercicio que vamos a recomendar es algo muy sencillo. Nos colocaremos de pie mirando al frente con todo el cuerpo recto. En esta posición elevaremos los brazos que mantendremos estirados, por detrás de la cabeza, de modo que juntemos ambas manos. En esta postura lo que haremos será tirar hacia arriba para estirar toda la parte dorsal. Este ejercicio lo podemos mejorar si nos inclinamos de manera lateral hacia un lado u otro, mejorando así el estiramiento muscular. Es necesario que aguantemos unos segundos el estiramiento para así incidir al máximo en la parte trabajada.

Otro estiramiento de la espalda consistirá en colocarnos sobre una esterilla a cuatro patas. Debemos apoyarnos por las rodillas y las palmas de las manos. En esta postura, y manteniendo la espalda relajada lo que haremos será arquearla hacia arriba en lo que se llama el arqueamiento del gato. De este modo, y aguantando durante unos segundos conseguiremos mantener los músculos de la espalda más flexibles y en mejores condiciones. Aprovechando esta misma postura podemos echarnos hacia atrás manteniendo la espalda recta y apoyando el trasero con los talones sin despegar los brazos del suelo y manteniéndolos estirados. Manteniendo esta postura durante unos segundos conseguiremos estirar los músculos de la espalda y evitar la tensión que se acumula sobre todos en la parte lumbar.

Estirar los músculos de la espalda estirando los brazos es otra buena manera de mantener esta zona del cuerpo flexible. Para conseguirlo podemos actuar de diferentes maneras y en diversos escenarios. La mecánica en todos los lugares es la misma, ya que debemos colocarnos de pie mirando al frente. En este caso vamos a ponernos delante de unas espalderas, ya que sus barrotes nos servirán para trabajar la flexibilidad. En la postura de inicio lo que haremos será separar ligeramente las piernas y doblar un poco las rodillas mientras inclinamos el tronco y asimos ambas manos a uno de los barrotes horizontales de la espaldera. En esta postura lo que haremos será realizar fuerza con el trasero hacia atrás, de modo que los brazos y toda la parte de la espalda quede estirada. Manteniendo esta postura durante unos segundos conseguiremos el resultado buscado.

El ejercicio descrito anteriormente lo podemos llevar a cabo en espalderas, como hemos visto, o en otros aparatos como la barra del multipower, una polea, la máquina de estiramientos... En cualquier sitio podemos realizar este estiramiento para trabajar la flexibilidad muscular. Además, otra manera de entrenar este aspecto es colgándonos de una escalera o en una barra de dominadas son ambas manos y dejar caer todo nuestro peso para que nuestro cuerpo se estire en su totalidad.

Video 1 | Youtube/ PilatesExercise Video 2 | Youtube/EjerciciosMusculares Video 3 | Youtube/ entrenartevideos

En Vitonica | Vitónica responde: Entrenar la flexibilidad (VI): El pectoral En Vitonica | Vitónica responde: Entrenar la flexibilidad (V): Los brazos En Vitonica | Vitónica responde: Entrenar la flexibilidad (IV): Los abdominales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos