Compartir
Publicidad
Publicidad

Intoxicación mineral en el organismo, algunos efectos

Intoxicación mineral en el organismo, algunos efectos
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los minerales son nutrientes necesarios para poder seguir un ritmo de visa adecuado y mantener una salud correcta. En infinidad de ocasiones hemos comentado la importancia que los mismos tienen a la hora de hacer deporte, así como su valor cuando buscamos conseguir un buen funcionamiento orgánico. Pero en lo que no solemos reparar es en los trastornos que nos causarán si los tenemos en exceso. Por ello en esta ocasión vamos a ver algunos de los trastornos producidos por el exceso de ciertos minerales.

Hierro

En primer lugar vamos a hablar del hierro, un mineral necesario si queremos mantener una salud adecuada, pero en exceso también puede ser perjudicial, ya que puede desencadenar en nosotros una hemocromatosis que genera radicales libres que afectan al organismo. Esta enfermedad es de carácter hereditario y consiste en la absorción excesiva de hierro por parte del organismo. Este tipo de enfermedades deben estar siempre supervisadas por un profesional para mantener controlados los niveles de hierro en el organismo.

Cobre

El cobre es otro mineral que el organismo necesita para funcionar correctamente, pero en exceso puede ocasionar en nosotros una serie de trastornos. En primer lugar vamos a destacar que el envenenamiento por cobre es difícil, ya que en primer lugar debemos ingerir grandes cantidades, algo muy difícil, ya que pocos alimentos contienen altas dosis. Y en segundo lugar nuestro hígado y riñones depuran este mineral que eliminamos a través de las sustancias de desecho del organismo.

Pero no siempre este sistema depurativo funciona correctamente, que es cuando se producen las intoxicaciones por cobre. La enfermedad de Wilson es un ejemplo de esto, ya que se trata de una enfermedad hereditaria por la cual el organismo absorbe más cobre del necesario, aumentando los niveles e intoxicando el organismo, teniendo consecuencias como su acumulación en riñones, hígado, cerebro y ojos, con lo que esto significará para estos órganos y su funcionamiento.

Manganeso

El manganeso es otro mineral que en exceso nos puede causar algunos problemas como alteraciones nerviosas que afectarán a nuestro estado habitual del cuerpo. Este mineral afectará directamente al sistema nervioso. Pero no solamente ingerido nos afecta, sino que respirado puede tener efectos devastadores en nuestro sistema respiratorio, sobre todo en los pulmones, en los que se acumula provocando enfermedades pulmonares.

Flúor

El flúor es otro mineral importante para el organismo, sobre todo para los dientes, ya que es el encargado de darles fortaleza, pero en exceso puede traer consecuencias, ya que una intoxicación por flúor lo que provocará en nuestro organismo serán efectos adversos como la coloración del esmalte dental, ya que aparecerán manchas que permanecerán para siempre en nuestros dientes. Pero la cosa no solo se queda ahí, sino que los daños orgánicos pueden ser altos a varios niveles, ya que puede afectar a nuestros pulmones, al sistema nervioso, la piel...

Es cierto que estas intoxicaciones y excesos minerales son raras y se producen con poca frecuencia a no ser que se trate de una enfermedad hereditaria que como tal debe estar controlada en todo momento por un especialista.

Imagen | Eric in SF

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos