Compartir
Publicidad

Cómo evitar balanceos y giros peligrosos a la hora de trabajar bíceps y tríceps

Cómo evitar balanceos y giros peligrosos a la hora de trabajar bíceps y tríceps
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A pesar de que constantemente en Vitónica estamos haciendo hincapié en lo importante que es realizar bien todos los ejercicios, independientemente de la carga, pues lo principal es hacerlos bien siguiendo todo el recorrido e incidiendo de la manera adecuas. Aun así, seguimos viendo en las salas de entrenamiento muchas personas que realizan mal los ejercicios. Sobre todo, en un grupo muscular en el que seguimos cayendo en este error+ son los bíceps y tríceps. Seguimos viendo muchas personas realizando giros peligrosos con la espalda y balanceos para poder elevar la carga. Para evitarlo queremos dar algunos consejos y así realizar un ejercicio más completo, seguro y efectivo.

Un error que comentemos mucho al trabajar bíceps y tríceps es cargarnos con más peso del que somos capaces de levantar. El problema reside en que no aislamos de la manera adecuada estos músculos y nos servimos del resto del cuerpo para levantar ese exceso de carga. En este momento es cuando realizamos bamboleos, arqueamientos de espalda… Pero es necesario eliminar esto para incidir de la manera correcta en los músculos trabajados. Para conseguirlo simplemente nos bastará con sencillos consejos que no podemos pasar por alto.

La carga no es lo más importante, sino que debe primar la ejecución

En primer lugar hay que olvidarse de la carga que estamos utilizando hasta el momento. Al aislar la parte trabajada la carga que vamos a elevar va a ser menor, pues ya no tenemos ayuda de otras partes del cuerpo. Lo importante y lo que debe primar es la correcta ejecución del ejercicio. SI incidimos en los músculos trabajados lo vamos a notar enseguida, y en este punto el peso utilizado pasará a una posición secundaria, pues notaremos que el ejercicio que hacemos es efectivo.

Evitar al principio los ejercicios de pie con peso libre

Para evitar balanceo también es bueno evitar realizar los ejercicios de bíceps y tríceps de pie con peso libre. A menos que controlemos al máximo que no nos movemos hacia atrás o no nos propulsamos con el cuerpo, lo mejor será apoyarnos en una pared para evitar esto y aislar más. Simplemente debemos apoyar la espalda y realizar el ejercicio como si estuviésemos sin apoyar. Notaremos un mayor aislamiento en la parte trabajada.

fdfssd

El banco puede ser la mejor ayuda

Algo similar conseguiremos al realizar los bíceps y tríceps apoyados en un banco. Existen varias alternativas al respecto, ya que podemos hacerlo en un banco normal en el que nos sentaremos y apoyaremos la espalda y el trasero para así conseguir aislar la parte a trabajar. Por el contrario, otra manera de aislar es realizando el ejercicio en las máquinas de bíceps o tríceps que ya están diseñadas y preparadas para aislar estos músculos. En estas máquinas no intervendrá ninguna otra parte muscular, con lo que los resultados serán siempre más importantes, sobre todo si no controlamos los entrenamientos ni los movimientos cuando trabajamos con peso libre.

Cómo trabajar en polea

Otro de los problemas es el trabajo en polea a la hora de hacer bíceps o tríceps. Lo que recomendamos es, como ya decíamos antes, evitar inclinar el cuerpo hacia atrás o impulsarnos con la espalda. Lo mejor para evitar esto es trabajar con una carga adecuada y concentrando al máximo en la parte trabajada. No hay que olvidar que los músculos de los brazos son medianos y las cargas no son de la misma magnitud que las del pectoral o las piernas por ejemplo. Lo que podemos hacer en este caso para evitar balanceos es ayudarnos de un compañero que nos soporte la espalda para hacer que no la arqueemos o en su defecto podemos usar un banco sobre el que nos apoyaremos para poder seguir trabajando en polea.

Sea como sea, es muy importante evitar este tipo de acciones a la hora de trabajar bíceps y tríceps, pues a la larga lo único que conseguiremos con el balance es hacernos daño. Con esta forma de proceder notaremos enseguida los resultados, iremos ganando fuerza y masa muscular poco a poco y adquiriremos un control mayor sobre la correcta ejecución de los ejercicios para dejar en algún momento de utilizar estos trucos y seguir sin involucrar a ninguna otra parte del cuerpo en el entrenamiento de bíceps y tríceps.

Imagen | ThinkStock Imagen 2 | ThinkStock

En Vitónica | Consejos y variaciones para conseguir unos brazos de acero

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos