Compartir
Publicidad

Este verano trabaja el abdomen sin salir de la piscina

Este verano trabaja el abdomen sin salir de la piscina
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Porque los abdominales son una parte del cuerpo que nos preocupa a todos y siempre estamos intentando tenerlos bien tonificados y libres de grasa, en este post vamos a destacar algunos ejercicios que podemos hacer en la piscina, y así este verano aprovechamos y mientras nos refrescamos podemos trabajar esta zona. Lo bueno es que si sudamos no nos vamos a dar ni cuenta.

Realizar este tipo de abdominales es muy sencillo y cualquier los puede hacer, ya que no es necesario nadar, pues se pueden realizar en la parte de la piscina que menos cubre. Solamente necesitaremos nuestro cuerpo y el agua que en este caso nos servirá de apoyo a la hora de elevar el cuerpo, pues por sí mismo ofrecerá resistencia aportando más dificultad a la actividad.

Elevaciones de tronco

En primer lugar vamos a realizar unas elevaciones de tronco. Para ello colocaremos los gemelos apoyados al borde de la piscina, de modo que doblemos las rodillas y el resto del cuerpo quede dentro del agua. Partiremos de estar agarrándonos las piernas con los brazos para soltarnos e inclinar la espalda hacia atrás para concentrar toda la tensión en la pared abdominal. De este modo, y sin sumergir la cabeza en el agua, nos elevaremos a tocar las rodillas con el pecho haciendo que el abdomen se contraiga, y así sucesivamente.

Abdominales isométricos en el agua

En segundo lugar, sin cambiar de postura, y aguantando el peso de nuestro cuerpo con los abdominales, lo que haremos será elevar las manos que colocaremos a cada lado de las rodillas, estirando los brazos. Debemos mantener esta postura que bien podemos quedarnos quietos con la pared abdominal en tensión o inclinarnos ligeramente a un lado y luego al otro para trabajar los laterales del tronco.

Siguiendo en la misma postura y simplemente separando ligeramente las piernas, de modo que podamos colocar los brazos entre medias de ambas, realizaremos el siguiente ejercicio. Este consistirá en intentar tocar con el brazo izquierdo el pie derecho y viceversa. De este modo, y sin perder la postura que nos permite mantener la pared abdominal en tensión, lo que haremos será trabajar toda la parte lateral del tronco.

488204715.jpg

Trabajar la parte inferior

Para la parte inferior cambiaremos de postura y lo que haremos será apoyar los codos en el borde de la piscina de modo que el tronco quede fuera del agua y recto. Las piernas permanecerán sumergidas y lo que haremos será elevarlas como si fuésemos a tocar el pecho con ellas, de modo que pongamos a trabajar toda la parte inferior del abdomen. Es importante que el movimiento sea corto y concentrado en la parte trabajada. Para ello recomendamos imaginar un ángulo recto en la cadera con el tronco y no sobrepasarlo con las rodillas al descenderlas.

Imagen | ThinkStock Imagen 2 | ThinkStock Video | Youtube/ fitymovimiento

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio