Compartir
Publicidad

Utilizar el mobiliario urbano para tonificar los músculos

Utilizar el mobiliario urbano para tonificar los músculos
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada vez son más las personas que deciden practicar deporte al aire libre. La carrera es el deporte por excelencia que se practica al aire libre, y de hecho cada vez tiene más adeptos, pero simplemente con esta actividad realizamos ejercicio aeróbico. El ejercicio anaeróbico y la tonificación muscular los podemos realizar también en la calle, simplemente para ello nos servirá con utilizar lo que tenemos en el entorno, y por ello vamos a dar algunos consejos al respecto.

Los parques y jardines son los lugares que normalmente elegimos para el desarrollo de estas actividades. En estos lugares es cierto que la naturaleza se percibe más cercana, pero a pesar de ello existe una serie de mobiliario urbano que adorna el parque y que en esta ocasión nos va a servir para la realización de diferentes ejercicios que nos van a servir para tonificar nuestros músculos mientras disfrutamos del aire libre.

El pectoral

En primer lugar vamos a ver cómo podemos entrenar el pecho. En casi todos los parques nos encontramos con vallas paralelas que sirven para delimitar el espacio. Estas vallas nos serán de gran utilidad a la hora de entrenar la parte inferior del pectoral y el tríceps, ya que nos colocaremos agarrados a ellas con los brazos separados y las piernas ligeramente encogidas en el aire y realizaremos flexiones de brazos utilizando para ello la fuerza de los pectorales.

Además el pectoral lo podemos entrenar en el suelo realizando las clásicas flexiones. Para ello es necesario que localicemos una superficie más o menos lisa sin cantos ni cristales ni nada por el estilo, para así poder ejecutar el movimiento con total normalidad. Al estar al aire libre la ejecución de este ejercicio puede ser más satisfactoria y divertida, al respirar aire fresco y estar en contacto con la naturaleza.

Dorsal y bíceps

Para la parte dorsal y los bíceps nos vamos a servir de un triste columpio. Seguro que en más de una ocasión nos hemos montado en uno para pasar un buen rato. Este mismo columpio será en esta ocasión el medio para entrenar. Simplemente nos agarraremos con cada mano a uno de los lados tumbados en el suelo boca arriba con todo el cuerpo estirado. En esta postura realizaremos flexiones para elevar el cuerpo, y de este modo trabajaremos la parte dorsal y los bíceps.

La pared abdominal también la trabajaremos con este ejercicio, ya que es necesario que nos estabilicemos y mantengamos el cuerpo en su posición mediante la contracción del tronco, ya que el columpio es un medio inestable que tenderá a moverse de un lado a otro. Esto lo evitaremos de esta manera, trabajando más partes del cuerpo con un solo ejercicio.

Abdominales

El tobogán será otro aliado, así como los bancos, ya que en ellos nos apoyaremos a la hora de hacer abdominales. Simplemente bastará con poder anclar los pies en los lados del tobogán para realizar contracciones abdominales, aunque el banco también nos puede servir como soporte para colocar nuestra espalda y realizar elevaciones de pelvis, crunch y demás ejercicios abdominales que requieren de una superficie para poder llevarse a cabo.

Es cierto que los resultados que vamos a obtener no serán iguales que si entrenamos en un gimnasio en el que las máquinas están encaminadas a trabajar intensamente una determinada parte del cuerpo, pero sí es cierto que nos servirá de gran ayuda este tipo de entrenamiento para mantener tonificado el cuerpo y lograr así unos resultados mucho mejores que simplemente realizando carrera.

Imagen | ReservasdeCoches.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos