Compartir
Publicidad

Nada como Michael Phelps

5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando se entrena para triatlón se intenta mejorar los tres deportes al máximo y en la natación lo más importante es mejorar la técnica. Un truco para mejorar la técnica es revisar la forma de nadar de nadadores profesionales viendo sus vídeos, y si nos tuvieramos que fijar en alguna técnica de natación en concreto, sin duda sería en la forma de nadar de Michael Phelps, el mejor nadador de todos los tiempos.

Para el que no lo sepa Michael Phelps, es un nadador estadounidense de 25 años, que ostenta el record de medallas conseguidas en unos juegos olímpicos consiguiendo ocho metales dorados en Pekin 2008, así como el número total de medallas, en concreto catorce de oro y dos de bronce y ha batido diversos record mundiales de natación en más de cuarenta ocasiones.

Dejando a un lado su famosa patada de delfín de la salida, algo que me llamó la atención cuando vi este vídeo son las brazadas perfectas que da, sobre todo por la extensión total de sus extremidades en cada movimiento. Se ve que se centra más en hacer una brazada perfecta, basada en la fuerza, que en hacerla de una forma rápida, con lo que con cada brazada avanza mucho más que cualquier otro nadador.

Es increíble como cada una de las brazadas son prácticamente idénticas las unas de las otras, siempre ejecutando el mismo movimiento, realizando una extensión amplia y la famosa S debajo del agua para conseguir mover la máxima cantidad de agua bajo su cuerpo, mientras que las piernas salen del agua unos centímetros por encima de su talón, empezando la patada desde la cadera y golpeando el agua con una pequeña semiflexión de la rodilla.

La respiración en la natación corta no es la misma que la necesaria para la natación larga. Si vemos detenidamente el vídeo observamos como Phelps cada dos brazadas saca la cabeza hacia la derecha para tomar aire, esto se debe a la alta necesidad de oxígeno en ritmos tan altos, mientras que en la larga distancia lo normal es respirar cada tres brazadas, sacando la cabeza una vez a cada lado, ya que al ser más distancia el ritmo es menor, menos explosivo, así que la necesidad de oxígeno es menos significativa.

Está claro que Phelps tiene unas cualidades físicas increíbles para la natación, su envergadura, más de dos metros, y su increíble resistencia, son sus armas para batir cualquier marca establecida. Pero podemos aplicar algo de la técnica de Phelps a nuestra forma de natación: realizar el movimiento lo más amplio posible, mover todo el agua que podamos debajo de nosotros y patear el agua con violencia.

Lo mejor para mejorar nuestros tiempos en natación es mejorar nuestra técnica así que desde ahora en nuestros entrenos acordaros de aplicar estos tres conceptos en todo momento para que poco a poco nos salga natural y sea parte de nuestra técnica innata a la hora de realizar nuestra primera parte del triatlón.

En Vitónica | Beneficios de la natación
En Vitónica | Consejos para adquirir más fuerza a la hora de practicar natación

Vídeo | dlugemwa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio