Publicidad

Nueve tipos de Pilates y cómo elegir el que es mejor para ti
Pilates

Nueve tipos de Pilates y cómo elegir el que es mejor para ti

HOY SE HABLA DE

El método Pilates ha crecido mucho desde la creación de Contrology en la década de 1920 por Joseph Pilates. Se ha ido adaptando a las diferentes demandas de los usuarios, y ha introducido herramientas y estrategias para mejorarlo. Vamos a ver los tipos de Pilates que han ido surgiendo y cuál se puede adaptar más para ti.

Orígenes y contexto

Joseph Pilates introdujo este tipo de ejercicio de bajo impacto para que cualquier persona pudiera beneficiarse de él. Inicialmente estaba pensado para bailarines, pero fue expandiéndose a las diferentes poblaciones.

Una de las causas principales por las que la población realiza Pilates es por un dolor lumbar crónico, ya que es una condición común e incapacitante que puede ser paliada con la práctica de esta disciplina. También es comúnmente utilizado para la rehabilitación y prevención de lesiones.

Sin embargo Contrology, que fue su nombre inicial, se define como un sistema que desarrolla el cuerpo de manera uniforme, corrige posturas incorrectas, restaura la vitalidad física, vigoriza la mente y eleva el espíritu. Por lo que es apto para todos los públicos.

Los seis principios fundamentales del Pilates

Istock 1180509390

El Pilates es una modalidad de entrenamiento de mente y cuerpo que demanda estabilidad y fuerza de la zona central del cuerpo, o power house como se le suele llamar, además de prestar atención al control muscular, la postura y la respiración. Se centra en seis principios básicos:

  1. Centrado: Aprieta el centro muscular del cuerpo ubicado entre el suelo pélvico y la caja torácica durante el ejercicio.
  2. Concentración: Se requiere atención cognitiva para realizar el ejercicio.
  3. Control: Manejo de la postura y movimiento durante el ejercicio
  4. Precisión: Realizar la técnica de forma correcta, sin errores.
  5. Flujo: Realizar la transición entre ejercicios de forma suave y conectada.
  6. Respiración: Introducir y expulsar aire dentro y fuera de los pulmones en coordinación con el ejercicio.

Tipos de Pilates

Istock 1170856346

En sus inicios Pilates solo contaba con un tipo: Pilates en suelo. Fue progresando e incorporando otros tipos, introduciendo diferentes elementos y modalidades. Se añadieron a sus sesiones pelotas, aros y bandas elásticas, todo ello dentro del Pilates en suelo.

Después fue más allá e introdujo máquinas específicas para llegar allí donde el pilates en suelo no permitía llegar. Las máquinas más conocidas y extendidas son la reformer, cadillac, silla y barril. Y de esos dos tipos, Pilates en suelo y en máquina han surgido algunos otros que vamos a ver a continuación.

Pilates en suelo

Istock 665364264

En este tipo de Pilates se utilizan ejercicios con nuestro propio peso corporal contra la gravedad. Podemos añadir algunos elementos como un fitball para aumentar la inestabilidad, o añadir más carga con aros y bandas elásticas, aunque esos materiales son genéricos y no son propios del Pilates.

Es el más extendido por su facilidad de acceso y bajo coste. Si buscas por donde empezar, puede ser el primer paso, sea cual sea tu nivel, ya que podrás adaptar los ejercicios a tu capacidad, existiendo incluso clases de Pilates para un nivel principiante o un nivel avanzado.

Puede ser también interesante para ti si buscas la asistencia online a clases de Pilates ya que no requiere de ningún material, más allá de la colchoneta básica y algún accesorio que ocupa poco espacio en casa.

Pilates en máquina: reformer, cadillac, silla y barril

Istock 1312165479

En el Pilates en máquina, además de utilizar la fuerza de la gravedad contra nuestro propio peso, se añade diferente maquinaria que normalmente tiene alguna parte móvil. En función de tu nivel, tu presupuesto y tu localización puede ser más interesante para ti o menos el pilates en máquina.

Suele ser un pilates con un mayor control y supervisión por parte de los instructores, ya que se trata de clases con un menor número de personas. Con el uso de máquinas se puede realizar casi todo lo que hacemos en el Pilates en suelo, pero con variaciones extras gracias a la incorporación de dichas máquinas.

Puedes elegir un pilates en alguna de las siguientes máquinas si quieres un enfoque más personalizado, y si cuentas en tu entorno con un centro donde puedas realizarlo.

La máquina reformer es una camilla con diferentes agarres y soportes provistos con un sistema de muelles que son los que generan la tensión en el movimiento. Si a esta camilla le añadimos una torre a cada lado da lugar a otra máquina de Pilates: la Cadillac.

Istock 579416596

El cadillac es una camilla que cuenta con dos torres a los lados y que están unidas por arriba, de manera que forma una especie de jaula. En ella podemos realizar todos los ejercicios que hacíamos en la Reformer, pero además otros muchos ejercicios en suspensión, utilizando esas torres.

Istock 486724588

El Pilates en silla se realiza en una máquina, que como su propio nombre indica, es similar a una silla, pero con los pedales sujetos a varios muelles que utilizamos para aumentar o quitar resistencia.

Istock 529064160

La cuarta, y última máquina que forma parte de las más utilizadas es el barril. Consiste en una espaldera conectada a una estructura circular en forma de barril mediante la cuál podemos realizar diferentes ejercicios de Pilates.

Istock 867409136

Pilates en agua

Istock 939535710

Aqualates o Aquapilates son algunos nombres del Pilates que podemos practicar dentro del agua, o utilizando una colchoneta flotante encima de la misma, que nos servirá como elemento inestable.

Es una opción diferente que puedes escoger si necesitas de un punto extra de diversión para adherirte a la práctica deportiva, si eres amante de la playa o la piscina, o en esas épocas como la que viene donde apetece tomar el sol.

Pilates aéreo

Istock 1162389321

Otro de los elementos de la naturaleza, el aire, se utiliza para dar lugar a un nuevo tipo de pilates: el pilates aéreo. En este caso utilizamos una tela que está sujeta del techo y nos sirve como soporte para los ejercicios.

Sigue cumpliendo con los principios básicos del pilates, pero dando un giro novedoso a esta disciplina para hacerlo atractivo para aquellas personas, que como en el caso de Pilates en agua, buscan una motivación extra para practicar ejercicio.

Hot Pilates o Pilates con temperatura elevada

Istock 598675758

Siguiendo con la mezcla de elementos llamativos, surge la práctica de pilates en una habitación modo sauna con salas a unos 35 grados y una humedad alta. Esta mezcla es similar a la que se usa en yoga con el Bikram yoga donde se realiza dicha disciplina a temperaturas y humedad elevadas.

Si eres asiduo a la sauna y te gusta disfrutar de ese tipo de estímulos, puede ser tu opción de Pilates adecuada. De esta forma aumentarás la cantidad de ejercicio realizada durante el día, haciendo uso del tiempo que ya hacías de la sauna.

Pilates para embarazadas

Istock 1176992695

Ya hemos visto como el Pilates se ha ido adaptando a todos los elementos: tierra con el Pilates en suelo; agua con el aqualates, aire con el yoga aéreo; y fuego con el hot yoga. Al igual que se modifican los elementos, se pueden modificar las poblaciones a las que se destina.

Surge así el Pilates para embarazadas donde se realiza esta modalidad de ejercicio teniendo en cuenta las características específicas de una mujer embarazada, y preparándola para el parto y para la recuperación posterior.

Claramente este tipo de Pilates es para ti si te encuentras en gestación, o si acabas de dar a luz, ya que une los beneficios del Pilates con las consideraciones a tener en cuenta en esta población.

En Vitónica | Cinco rutinas de Pilates para hacer en 20 minutos o menos

Imágenes | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio