Publicidad

Una clase colectiva de danza fitness podría haber sido uno de los brotes importantes de COVID-19 en Corea del Sur

Una clase colectiva de danza fitness podría haber sido uno de los brotes importantes de COVID-19 en Corea del Sur
Sin comentarios

La reapertura de los gimnasios durante este desescalamiento y la forma en la que se va a hacer es una de las grandes dudas que todavía quedan por responder. En este momento, en las comunidades autónomas que están en fase 1, la apertura de gimnasios está permitida únicamente con cita previa, de uno en uno y sin poder usar duchas o vestuarios.

En cualquier caso, no parece de extrañar que las medidas de seguridad deban establecerse correctamente y con todas las garantías. Y es que, entre otras cosas, algunos brotes concretos en diferentes países podrían haber tenido su inicio en gimnasios o instalaciones deportivas. Este es el caso de Corea del Sur.

Según informa una investigación recientemente publicada en el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), un brote concreto del país asiático podría haberse iniciado en un taller nacional de instructores de danza fitness impartido el 15 de febrero de este año.

Aparentemente, y según revela este informe, se trataría de un brote surgido en la ciudad de Cheonan, con un primer caso detectado el 25 de febrero, diez días después de la clase. En el taller participaron 27 instructores, de los cuales todos eran asintomáticos el día del mismo. Sin embargo, 8 de ellos dieron positivo en el PCR posteriormente.

Istock 846236570 1 2

Para el 9 de marzo se habían detectado 112 casos, en 12 instalaciones deportivas diferentes, asociados a ese único taller de fitness. Tal y como señala el informe, los contagiados fueron asistentes a clases colectivas de danza fitness impartidas por estos profesores que asistieron al taller de instructores. Los alumnos solo tuvieron contacto con los profesores durante las clases y empezaron a mostrar síntomas unos tres días después de asistir a la clase.

Además de esto, también se dieron contagios entre los instructores y sus familiares y entre estudiantes y sus familias. En menor medida, también con compañeros de trabajo. Para cuando llegó el cierre de las instalaciones deportivas, los contagiados por este brote habían alcanzado los 217 estudiantes, más otros 100 casos de familiares y compañeros de trabajo contagiados.

Parece que el alto número de participantes en las clases, el tamaño de las salas donde se imparten las mismas, la intensidad de la actividad física y la humedad en la atmósfera podrían ser factores que favorecieran el contagio.

Las medidas de seguridad que ya se están tomando en algunos países

Algunos países ya han empezado a reabrir los gimnasios para todo el público. Por ello, podemos ir viendo poco a poco las medidas que estos países van tomando. En el caso de China, Hong Kong ya ha abierto la puerta de sus gimnasios y las medidas de la "nueva normalidad" son llamativas

Entre otras cosas, los gimnasios de la ciudad china han colocado mamparas entre las diferentes cintas de correr de manera que casi parece que cada una está en un cubículo. En el resto del gimnasio, debe mantenerse la distancia de seguridad. 

 Además de esto, cuentan con un método para desinfectar los teléfonos móviles por medio de luz ultravioleta, miden la temperatura corporal al entrar, se firma una declaración de salud, tienen que desinfectar las maquinas que utilizan, y no se pueden usar ni las fuentes de agua, ni los sofás ni los secadores. 

En Vitónica | La Comunidad de Madrid decreta el cierre de gimnasios privados debido a la crisis del coronavirus 

En Vitónica | Salir a correr durante el desconfinamiento, ¿mejor por la mañana o por la tarde? 

Imágenes | iStock

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios