Compartir
Publicidad

No sólo la televisión, otros dispositivos también se asocian a obesidad en adolescentes

No sólo la televisión, otros dispositivos también se asocian a obesidad en adolescentes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siempre hemos sabido que para cuidar la salud de los niños y adolescentes e incluso de nosotros los adultos, es indispensable limitar el tiempo que pasamos frente a la televisión, sin embargo, no sólo la televisión ser riesgosa sino que otros dispositivos también producen riesgos y se asocian a obesidad en adolescentes.

Smartphones, tablets, ordenadores y más

La televisión es la clásica pantalla a la que solemos estar expuestos, y que se ha vinculado a mayor riesgo de sufrir exceso de grasa en el cuerpo (obesidad) y enfermedades metabólicas. Sin embargo, las nuevas generaciones que quizá no están tan expuestas a la tele sí lo están a otros dispositivos como móviles, tablets, ordenadores o consolas de videojuegos.

Éstos dispositivos también podrían predisponer a sufrir obesidad, pues según un estudio reciente publicado en The Journal of Pediatrics su uso excesivo (5 horas o más al día) se asoció a factores de riesgo de sobrepeso u obesidad.

Man 791049 1920

Por ejemplo, quienes más tiempo pasaban frente a tablets, ordenadores, smartphone o videojuegos consumían más bebidas azúcaradas y realizaban menos actividad física.

Estos comportamientos no sólo pueden predisponer a mayor riesgo de sufrir exceso de peso, sino también a otros problemas de salud. Asimismo, el uso continuo de este tipo de dispositivos puede condicionar nuestra postura e incrementar el riesgo de sufrir dolor cervical o lumbar, por alterar nuestra correcta posición corporal.

Por todo esto, hoy en día no sólo debemos pensar en la televisión como "la pantalla nociva para la salud" sino que el uso excesivo de otros dispositivos en ocasiones más usados que la televisión también puede incentivarnos a comportamientos poco sanos y problemas para el organismo en la actualidad y/o a futuro.

Quizá sea momento de controlar y limitar no sólo el tiempo frente a la televisión sino también, junto a otras pantallas o dispositivos.

Bibliografía consultada | Obesity Reviews, Volume 10, Issue 1, January 2009, Pages 7–16; The Journal of Pediatrics, December 2016, DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.jpeds.2016.11.015.
Imagen | Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos