Publicidad

El nuevo Gobierno se plantea subir los impuestos a los alimentos ultraprocesados, ricos en grasas o azúcares para luchar contra la epidemia de obesidad

El nuevo Gobierno se plantea subir los impuestos a los alimentos ultraprocesados, ricos en grasas o azúcares para luchar contra la epidemia de obesidad
2 comentarios

La lucha contra los cada vez más altos índices de obesidad y de enfermedades derivadas de ello - las cifras de enfermedades como la diabetes siguen aumentando y lo hacen también en niños - supone un debate abierto. Las políticas públicas se están viendo cada vez más involucradas en esta conversación y se están llevando a cabo investigaciones sobre la eficacia de las mismas para ayudar a reducir estos índices.

En los últimos años, países como Reino Unido, Dinamarca o Francia ya han comenzado a implantar impuestos a las bebidas azucaradas, así como a los alimentos más altos en grasas saturadas. En nuestro país, en Cataluña, se aplica desde hace un par de años un impuesto especial a las bebidas azucaradas, lo que ha ayudado a reducir el consumo de las mismas.

Ahora, el nuevo Gobierno, formado hace tan solo unos días, ha anunciado que se está planteando revisar la fiscalidad de la "comida basura" con el fin de evaluar gravar los alimentos que sean menos saludables (alimentos ultraprocesados o ricos en grasas y azúcares), así como bajar los impuestos a los alimentos de proximidad y con criterios ecológicos.

Img 20200113 094219

Por el momento, está por ver de qué tipo de impuestos estamos hablando, a qué alimentos afectarán y cómo impactará la medida en la salud pública. En cualquier caso, investigaciones recientes han encontrado que imponer impuestos particulares (un 20% más altos) a alimentos como las galletas, golosinas, dulces y otros snacks poco saludables podía suponer reducir la media de ingesta calóricas anual en 8.900 calorías, lo que ayudaría a reducir 1,3kg  a lo largo de un año.

En lo que a la posible bajada de impuestos a alimentos ecológicos, debemos recordar que estos no tienen por qué ser, necesariamente, más saludables que los que no llevan la etiqueta "eco". De hecho, pueden contener también una gran cantidad de azúcar o ser, igualmente, alimentos ultraprocesados. Por ello, lo recomendable es que los vegetales, frutas y alimentos frescos - ecológicos o no - sean siempre la base de nuestra dieta.

En Vitónica | El Ministerio de Sanidad anuncia nuevas medidas para luchar contra la epidemia de obesidad

Imágenes | Unsplash

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios