Compartir
Publicidad

Trabajar bien la flexibilidad para evitar disminuir el rendimiento deportivo

Trabajar bien la flexibilidad para evitar disminuir el rendimiento deportivo
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En infinidad de ocasiones hemos destacado la importancia que tiene mantener una buena flexibilidad en nuestro cuerpo. Es importante para conseguir alargar la juventud de músculos, articulaciones y tendones, pero además tiene un efecto directo en el correcto funcionamiento muscular y sobre todo en la fuerza y una buena respuesta de los diferentes grupos musculares a la hora de realizar cualquier ejercicio.

Aunque no lo tengamos en cuenta, unos correctos estiramientos nos ayudarán mucho a la hora de evitar dolores musculares, contracturas y demás efectos colaterales de una mala postura o unos malos hábitos. Por ello en este post vamos a hacer un repaso por algunos de los puntos principales y de cómo afectará si no los estiramos debidamente.

Estiramiento de la espalda

La espalda suele ser una de las partes que más problemas nos da, y es que es necesario que estiremos de manera correcta la columna dorsal, pues mantener los músculos contraídos en esta parte acabará por afectarnos con dolores desde el cuello hasta la zona lumbar. Además esto de agravará si tenemos la parte pectoral fuerte y la espalda más débil y si además pasamos mucho tiempo sentados el riesgo es mayor.

Para evitar estos dolores de espalda es necesario estirar la columna, pero no solo eso. Otra parte que suele contraerse mucho y afectar a otras partes del cuerpo es la parte cervical, concretamente la parte de los trapecios. Debemos estirar con sumo cuidado el cuello, ya que si no es así podremos notar molestias en los brazos que nos bajarán hasta los dedos y además nos afectará a toda la parte del cuello.

178448823.jpg

No olvidar el tren inferior

Las piernas son otra parte importante en el rendimiento a la hora de realizar actividad deportiva. Nosotros nos vamos a detener en los isquiotibiales. La falta de flexibilidad en estos músculos no sólo afectará a nuestro rendimiento, sino que además afectará a la parte lumbar, generando dolor en esta zona.

Algo similar ocurre con la falta de flexibilidad en los abductores y el músculo piriforme, ya que si no estiramos bien esta parte de las piernas no conseguiremos buenos resultados, y además podemos ver afectadas zonas como el nervio ciático, la parte baja de la zona lumbar y afectar a los isquiotibiales y con ello a la movilidad del tren inferior.

Por todos estos motivos tenemos que ser constantes y estirar a conciencia para mantener una buena flexibilidad, ya que unos músculos mal estirados pueden afectar a otras partes del cuerpo y disminuir el rendimiento. Nosotros en este post hemos querido hacer un repaso general por las molestias más habituales, pero existen muchas más que podemos evitar estirando todas las partes del cuerpo.

Imagen | ThinkStock Imagen 2 | ThinkStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio