Compartir
Publicidad
Albóndigas de merluza y brócoli: receta saludable
Recetas Saludables

Albóndigas de merluza y brócoli: receta saludable

Publicidad
Publicidad

Para aprovechar las sobras de brócoli y pescado del día de ayer, se me ha ocurrido combinar ambos ingredientes en una receta rápida, muy sabrosa y saludable de albóndigas de merluza y brócoli que a continuación os comparto:

Ingredientes

Para 3 personas
  • Merluza 300 g
  • Brócoli 100 g
  • Queso Parmesano 20 g
  • Claras de huevo 2
  • Pan rallado 20 g
  • Salvado de avena 30 g
  • Semillas de chía 10 g
  • Semillas de lino 10 g
  • Sal a gusto
  • Aceite de oliva virgen extra 10 ml

Cómo hacer albóndigas de merluza y brócoli

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 25 m
  • Cocción 20 m

Para elaborar estas albóndigas yo usé las sobras de una merluza a la plancha del día anterior y de brócoli al vapor, vosotros podéis cocinar la merluza en sartén, al vapor, hervida o de igual manera que yo y el brócoli si recomiendo cocinarlo al vapor para aprovechar mejor sus nutrientes.

Partiendo de estos dos ingredientes cocidos y ya fríos, los colocamos en un bol junto al queso parmesano rallado, las claras de huevo y la sal a gusto (yo usé poco porque la merluza ya había sido salada en su cocción).

Desmenuzamos bien la merluza y el brócoli con ayuda de un tenedor mientras unimos todos los ingredientes quedando una mezcla apenas húmeda.

En un plato colocamos el pan rallado (puede ser integral) junto al salvado de avena y las semillas de lino y chía, mezclamos y lo reservamos para rebozar.

Formamos con las manos limpias las albóndigas presionando las mismas suavemente y pasamos por la mezcla anterior. Llevamos a placa para horno ligeramente rociada con aceite de oliva extra virgen y horneamos por aproximadamente 20 minutos a temperatura moderada.

Albondigasrecetasana

Degustación

Estas albóndigas de merluza y brócoli son una buena receta de aprovechamiento, recomendable tanto para una comida si la acompañamos de un cereal o una legumbre como para una cena junto a vegetales salteados o ensalada fresca.

Son un plato muy rico en proteínas magras y también aportan fibra, grasas buenas y variedad de vitaminas y minerales que el cuerpo necesita mientras brindan saciedad fácilmente.

Las recomiendo no sólo para aprovechar sobras sino también para sumar pescado a la dieta de una forma diferente, sobre todo, para los más peques de la casa, pues a mi niña le han encantado y de seguro repetiremos la receta en casa.

En Vitónica | Empanados y rebozados más sanos hechos en casa: los mejores consejos para prepararlos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio