Publicidad

Gazpacho de melocotón sin pan: receta saludable y ligera para el verano
Recetas Saludables

Gazpacho de melocotón sin pan: receta saludable y ligera para el verano

HOY SE HABLA DE

Los platos frescos y más ligeros ya han empezado a colarse en nuestros menús, y clásicos como el gazpacho o el salmorejo no tardarán en hacerse con todo el protagonismo. Recurrir a los comerciales es tentador, pero hechos en casa siempre es una mejor opción que además podemos personzalizar de mil maneras.

Aprovechar la fruta de temporada para dar más variedad a las sopas frías es una forma estupenda de sumar más nutrientes e hidratarnos cuando más suben las temperaturas. El gazpacho de melocotón es una receta muy sencilla y ligera, perfecta para inaugurar los menús veraniegos en casa.

La base fundamental es la combinación de buenos tomates sabrosos con melocotones maduros aromáticos y jugosos, que en este caso hemos usado de la variedad roja por ser los que más sabor tienen en esta época. Además añadimos otros ingredientes típicos del gazpacho como el pimiento verde o el pepino, pero este último es totalmente prescindible si no nos gusta demasiado.

Lo mejor es que podemos ir probando el gazpacho a medida que lo vamos triturando todo para ajustar los ingredientes al gusto, así como la textura. Después solo queda dejarlo reposar en la nevera para que se enfríe un poco, o tomarlo directamente si lo hacemos con ingredientes ya fríos.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Tomates de rama o pera 800 g
  • Pimiento verde 120 g
  • Pepino pequeño 1
  • Dientes de ajo (opcional, o ajo granulado) 1
  • Vinagre de Jerez o manzana 10 ml
  • Aceite de oliva virgen extra al gusto 60 ml
  • Orégano al gusto
  • Melocotón maduro (rojo o amarillo) 600 g
  • Agua necesaria (opcional)
  • Sal al gusto

Cómo hacer gazpacho de melocotón

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 15 m
  • Elaboración 15 m
  • Reposo 15 m

Hay quien prefiere pelar los tomates, pero si son de piel fina y tenemos una buena batidora o robot de cocina, no es necesario, ya que así aprovechamos además sus nutrientes. O siempre podemos colarlo después. La piel de los melocotones sí es mejor retirarla ya que es más fibrosa y gruesa.

Lavar bien los tomates, el pimiento, el pepino y los melocotones. Retirar los pedúnculos de los primeros con un cuchillo de punta afilado y trocear en piezas pequeñas. Disponer en el vaso de la batidora o en un recipiente. Despuntar y trocear el pimiento y el pepino (si se usa), y mezclar con el tomate.

Si se usa el diente de ajo, es aconsejable retirar el germen interior. Si nos sienta mal, sustituirlo por un poco de ajo granulado o en polvo. Añadirlo con un poco de sal, el vinagre y un chorrito de aceite de oliva. Mezclar y dejar reposar en la nevera como mínimo 15 minutos.

Pelar y trocear los melocotones, procurando aprovechar el máximo de pulpa y el jugo que suelten. Triturar las hortalizas reposadas, añadir el melocotón y volver a triturar a velocidad alta hasta incorporar todo en una mezcla homogénea.

Gazpacho. Pasos

Finalmente seguir triturando a velocidad más baja mientras se añade más aceite de oliva en hilo para que emulsione. Si usamos una batidora de brazo, simplemente triturar todo bien. Ir probando y ajustando la textura y los sabores al gusto, añadiendo agua fría si nos quedara muy espeso.

Con qué acompañar el gazpacho de melocotón

Como cualquier sopa fría, el gazpacho de melocotón admite multitud de guarniciones que aporten un contraste de texturas y sabor. Trocitos de pan crujiente o tipo picos o regañás son típicos, pero si queremos evitar añadir hidratos podemos tomarlo con huevo duro picado, un poco de queso de rulo de cabra o queso fresco, semillas o frutos secos picados, hierbas frescas, etc.

En Vitónica | Gazpacho de sandía. Receta saludable
En Vitónica | Cómo hacer hummus casero de varios sabores: receta saludable

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios