Compartir
Publicidad
Palitos crujientes de zanahorias asadas. Receta saludable
Recetas Saludables

Palitos crujientes de zanahorias asadas. Receta saludable

Publicidad
Publicidad

Me gusta reivindicar la zanahoria como verdura digna de lucir por sí misma en la mesa. Asada con muchas especias cobra una nueva dimensión de sabor, y en mi opinión no tiene nada que ver a la textura blandurria cuando se cuece demasiado. Probad estos palitos crujientes de zanahoria asada y seguro que os convencerá también.

Como siempre, la combinación de especias se puede modificar al gusto, añadiendo más picante o usando una mezcla que tengáis favorita en casa. En esta época me gusta sazonar las verduras con aromas típicos de la repostería navideña o invernal, como la canela y la nuez moscada, que además combinan muy bien con acompañamientos de frutas o una salsa fresca de yogur.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Zanahoria 400 g
  • Aceite de oliva virgen extra 30 ml
  • Mostaza 15 ml
  • Vinagre de manzana 5 ml
  • Comino molido
  • Pimentón dulce
  • Canela molida
  • Cayena
  • Ajo granulado
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Perejil fresco

Cómo hacer Palitos crujientes de zanahoria asada

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 30 m

Precalentar el horno a 210ºC y preparar una bandeja o fuente grande con papel sulfurizado, o engrasándola con aceite.

Lavar bien las zanahorias y cortar el extremo superior. Si conservan las hojas os recomiendo guardarlas para añadirlas a alguna salsa, caldo o ensalada.

Pelar ligeramente con un pelador de verduras y cortar en bastones de unos 5-6 cm de largo, como si fuéramos a hacer patatas fritas.

Mezclar en un cuenco el aceite de oliva con la mostaza y el vinagre. Distribuir las zanahorias en la bandeja y añadir esta mezcla, las especias y un poco de sal. Remover bien para que se impregnen por todos lados.

Hornear durante unos 30 minutos, hasta que se hayan tostado bien, removiendo las zanahorias a mitad de la cocción. Agregar un poco más de especias al gusto y perejil fresco y un toque más de sal antes de servir.

Zanahorias Asadas. Pasos

Con qué acompañar las zanahorias asadas

Me gusta servir los palitos crujientes de zanahorias asadas como guarnición de carne o pescado, aunque también es un entrante delicioso si las acompañamos de una salsa para mojar. Como capricho personal, me encanta la combinación con frutos rojos como frambuesas o grosellas, ya que aportan un contraste ácido y fresco delicioso.

En Vitónica | Vasitos de yogur y queso con salsa de frambuesa. Receta de postre saludable
En Vitónica | Pollo asado al horno. Receta saludable

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio