Compartir
Publicidad
Zoodles de calabacín marinados con higos frescos y queso. Receta saludable
Recetas Saludables

Zoodles de calabacín marinados con higos frescos y queso. Receta saludable

Publicidad
Publicidad

El mes de septiembre ha sido especialmente caluroso y hasta ahora solo me han seguido apeteciendo platos frescos y ligeros, pero buscando siempre que fueran bien sabrosos. Aprovechando el final de la mejor temporada del calabacín he estrenado un rallador para hacer zoodles o espaguetis “falsos” para acompañarlos con unos deliciosos higos frescos.

Por su alto contenido en agua, prefiero no cocinar mucho los zoodles o tallarines de calabacín. Si lo hacemos es mejor dejarlos soltar líquido con un poco de sal sobre un colador con papel de cocina, y saltearlos a fuego fuerte poco tiempo. Pero marinando un rato la verdura en crudo, dándole un suave masaje, se consigue una textura más tierna sin que pierda ese punto crujiente tan agradable, potenciando su sabor.

Ingredientes aproximados para 1 persona

  • 1 calabacín grande y terso, 1-2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1/2 cucharadita de mostaza, 1 cucharada de zumo de limón o de lima, 1/2 cucharadita de vinagre de arroz o de manzana, 1/2 cucharadita de salsa Worcestershire o salsa de soja, 4-5 higos frescos, 1 cucharada de almendras crudas o tostadas, 1 porción de queso semicurado de cabra o al gusto, 1/2 cucharadita de semillas de sésamo negro o blanco, 1 cucharada de perejil picado, sal, pimienta negra.

Cómo hacer zoodles de calabacín marinados con higos frescos y queso

Lavar bien el calabacín y comprobar que la piel está limpia y sin golpes. Podemos sacar los zoodles, espaguetis o tallarines usando un espiralizador, una mandolina o un rallador especial; también se puede hacer con un buen cuchillo y algo de paciencia. Recomiendo conservar la piel para dar más color y aprovechar la fibra y las vitaminas. Si el calabacín tiene semillas grandes en el interior y nos molestan, podemos dejarlas aparte y conservar el tronco interior para un puré, por ejemplo.

Disponer los zoodles en un plato o cuenco y salpimentar ligeramente. Mezclar el aceite de oliva con la mostaza, el zumo, el vinagre y la salsa, y aladir a la vedura. Remover con suavidad, mejor usando las manos limpias, masajeando un poco el calabacín. Dejar reposar al menos 15 minutos.

Lavar los higos y pelar si fuera necesario. Cortar en láminas o en cuartos. Cortar el queso en cubitos o láminas finas. Tostar ligeramente el sésamo con las almendras, si se desea. Lavar bien el perejil y picar groseramente. Servir los zoodles marinados y añadir todos los ingredientes. Regar con un hilo de aceite de oliva al gusto y añadir una pizca más de sal, mejor si es gruesa.

Zoodles Higos Pasos

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Estos zoodles de calabacín marinados con higos frescos y queso se pueden tomar directamente, a temperatura ambiente, o reposados en la nevera un tiempo, dejando que pierdan un poco el frío antes de terminar de montar el plato. Es un plato ligero pero nutritivo y saciante, mejor acompañado de una ración de buen pan. Podemos añadir más o menos queso, almendras y aceite si queremos incrementar el contenido calórico del plato, o añadir alguna proteína extra. Servido en dos porciones se convierte en un primer plato para un menú más completo.

En Vitónica | Tortilla jugosa vegana de calabacín. Receta saludable
En Vitónica | Calabacín al horno con tomate y provenzal de anchoas. Receta saludable

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio