Compartir
Publicidad

Correr dentro del agua para entrenar con un menor riesgo de lesión

Correr dentro del agua para entrenar con un menor riesgo de lesión
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Correr dentro del agua es un método de entrenamiento que están aplicando grandes atletas de la talla de Mo Farah o Alan Webb (al que podéis ver en el vídeo más abajo), y que minimiza el riesgo de lesión, ya que el impacto sobre el suelo es mucho menor. De esta forma los corredores pueden trabajar el volumen del entrenamiento despreocupándose de lesiones como tendinitis, periostitis o sobrecargas.

Tal y como dice Alan Webb en el video, la técnica al correr dentro del agua no es exactamente igual y los músculos intervienen de forma diferente, pero el riesgo de lesión es mínimo. No es que se trate de entrenar exclusivamente corriendo en el agua, pero es un recurso interesante para la preparación de un atleta.

Correr dentro del agua también es algo interesante como introducción al entrenamiento después de una lesión, o también en épocas de gran volumen donde se pueden empezar a sentir molestias por sobrecarga. La carrera dentro del agua va a ser más intensa por la resistencia que ofrece el líquido: este punto también es interesante para enfocar el entrenamiento de carrera de otra forma.

Siempre decimos que al correr los impactos son muy fuertes y esto puede acabar en lesión: otras opciones como la elíptica o correr en el agua representan una alternativa.

Está claro que cualquiera no tiene una cinta de correr dentro de una piscina, pero de forma ocasional podemos hacer este tipo de entrenamiento en zonas de costa o en piscina de 25 metros con poca profundidad, corriendo en el sitio o caminando de forma rápida a lo largo de la piscina. Eso sí, no seré yo quien se meta con las zapatillas puestas...

Este artículo fue publicado originalmente por Juan Lara en 2012 y ha sido revisado para su republicación.

Imagen | iStock
Vídeo | Hydrowork International Inc.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio