Compartir
Publicidad

Si quieres correr más rápido, realiza entrenamientos más cortos

Si quieres correr más rápido, realiza entrenamientos más cortos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando uno se aficiona a correr al principio sale por placer, hace unos cuantos kilómetros y vuelve a casa. Poco a poco vamos queriendo más y aumentamos el kilometraje, pero llega un momento en que queremos correr más rápido y para eso ya no valen sesiones de rodajes largos, tendremos que hacer entrenamiento más cortos pero más intensos.

El hecho de realizar entrenamientos más cortos para correr más rápido hace referencia sobre todo al kilometraje y no tanto al tiempo de la sesión. Es decir, que si queremos mejorar nuestro ritmo de carrera entrenaremos distancias más cortas pero a más intensidad, ya sea a modo de series cortas, series largas o entrenamiento por intervalos.

En general una sesión de rodaje medio suele estar al 60-80% de las pulsaciones máximas. Entrenar para mejorar la velocidad de carrera requiere de intensidades mayores, del 85-95% de nuestra FCM, de ahí que tengamos que dividir la sesión en series con descansos para soportar tal intensidad.

Todo corredor que quiera mejorar su ritmo de carrera debería hacer una o dos veces por semana un entrenamiento de series en sus diferentes vertientes, dejando a un lado el kilometraje y centrándose en la intensidad de la carrera. El tipo de series, cuántas hacer o el tiempo de descanso entre ellas depende mucho de la forma física y de la prueba que queramos preparar.

Con este tipo de entrenamiento más cortos pero más intenso se rompe el trote medio y a veces cansado que hemos llevado días atrás. Una mejora siempre requiere un esfuerzo extra, y en la carrera vale la pena sacrificar rodajes largos por entrenamientos más cortos y duros: al final repercute en una mejora muy notable.

Este artículo fue publicado originalmente por Juan Lara en julio de 2012, y ha sido revisado para su republicación.

Imagen | Pexels

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio