Publicidad

Running: ¿dónde colocas tu centro de gravedad cuando corres?

Running: ¿dónde colocas tu centro de gravedad cuando corres?
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Correr es uno de los movimientos inherentes al ser humano, al igual que caminar, pero que estemos diseñados para hacerlo no quiere decir que siempre lo hagamos correctamente. Correr de forma técnicamente correcta nos ayudará a ser más rápidos y más eficientes.

En el caso de la técnica de carrera ya hemos hablado de conceptos importantes como las cuatro fases de la zancada. Otro de los puntos clave que debemos tener en cuenta es dónde se encuentra nuestro centro de gravedad. Y esto va a depender en gran medida de qué tipo de entrenamiento estemos realizando: ¿fondo o velocidad?

Nuestro centro de gravedad en la carrera viene determinado por la posición de nuestras caderas: según se encuentren más altas o más bajas, el punto de gravedad caerá por delante de nosotros o directamente debajo de nosotros.

Además, una buena colocación de la cadera va a condicionar que tengamos o no una correcta alineación corporal. Una posición neutra sería la más correcta: si llevamos las caderas giradas hacia atrás corremos el riesgo de correr sentados, mientras que si las giramos excesivamente hacia delante estaremos forzando en exceso la zona lumbar.

Sabemos que la técnica de carrera no es igual en un entrenamiento de fondo que en una sesión de series de velocidad:

  • Durante un entrenamiento de fondo es más eficaz colocar nuestras caderas más bajas de lo que lo hacemos habitualmente, realizar zancadas más cortas y con una mayor frecuencia. De este modo nuestro centro de gravedad se encontrará más abajo (menor oscilación del cuerpo abajo-arriba) y caerá directamente debajo de nosotros. El resultado es una mayor economía de carrera y una menor fatiga muscular.
  • En un entrenamiento de velocidad, el hecho de llevar las caderas más arriba facilita la extensión de la pierna y el poder llevar la rodilla más alta, como decíamos en los cuatro mandamientos de la técnica de carrera. Al hacer zancadas más largas y con una menor cadencia, el centro de gravedad ya no caerá bajo nosotros, sino por delante de nuestro cuerpo. 

Tener en cuenta estos datos nos ayudará a mejorar nuestra técnica de carrera y a ser corredores más eficientes y versátiles.

Imagen | iStock
En Vitónica | ¿Te pasas al barefoot running? Cambia tu técnica de carrera

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios