Publicidad

Errores en la técnica de carrera. Correr sentado

Errores en la técnica de carrera. Correr sentado
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Correr es fácil, correr con una buena técnica muy difícil. No somos conscientes de lo que mejoraríamos si nos centrásemos en mejorar nuestra técnica de carrera. En este artículo vamos a intentar analizar uno de los principales errores del corredor, el correr sentado.

Nos pasa a casi todos. Cuando llevamos un tiempo corriendo y empezamos a notar la fatiga tendemos a dar zancadas más cortas y a bajar nuestro centro de gravedad, dando la sensación de que estamos corriendo sentados.

Vimos en aun anterior artículos cuáles eran los cuatros mandamientos de la técnica carrera. El primer mandamiento decía que teníamos que impulsar sobre todas las cosas. La fase de impulsión era muy importante para aprovechar toda la fuerza producida por las piernas, aumentando nuestra amplitud de zancada. Ahí reside unos de los factores que hacen que corramos sentados, nuestra impulsión de tobillo no es completa y retiramos antes de tiempo la pierna de impulso.

Tenemos que recordar que los mandamientos de la técnica de carrera estaba muy relacionados. Si uno fallaba, el otro también. Si la fase de impulsión no es completa la pierna libre que sube la rodilla contraria tampoco podrá terminar de realizar su recorrido completo, ya que tendrá que bajar rápidamente en busca del suelo porque la otra se ha retirado antes de tiempo. Resultado, rodillas bajas, muchas zancadas cortas en poco tiempo y una sobrecarga en ciertos músculos de la pierna.

Así es. El correr sentado nos va a provocar tener sobrecargados los cuádriceps, gemelos y sóleos. Un indicador de que corremos sentados es que al finalizar los rodajes largos tenemos muy cargados estos músculos, sobre todo los sóleos, que se involucran más cuando la rodilla está flexionada, es decir, cuando no terminamos de impulsar completamente.

Para evitar este error de correr sentado tenemos que fortalecer todos los músculos del tren inferior, haciendo especial hincapié en músculos olvidados como los glúteos y los isquiotibiales, que nos van a permitir tener la cadera alta y aumentar el centro de gravedad.

Asimismo, es necesario prestar atención durante los rodajes a la técnica de carrera, tenemos que centrarnos en aplicar los cuatro mandamientos, sobre todo en el de impulsión y en de elevación de las rodillas. Cuando estemos corriendo y la fatiga empiece a aparecer, hay que concentrarse en seguir impulsando y elevando correctamente.

En Vitónica | Los cuatro mandamientos de la técnica de carrera.

Imagen | Charles Smith

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir