Publicidad

Volver a correr tras las vacaciones de verano: algunos consejos que nos pueden ayudar

Volver a correr tras las vacaciones de verano: algunos consejos que nos pueden ayudar
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Después de las vacaciones algunos hemos perdido la sana costumbre de salir a correr. Ahora queremos recuperar el tiempo perdido y pensamos que la forma física es igual que antes del verano, pero tenemos que ser precavidos e ir en progresión, de menos a más para evitar posibles lesiones y volver lo antes posible a nuestro estado de forma.

Un error muy frecuente es empezar a correr los tiempos o distancias que hacíamos antes del verano. Mejor divide eso por la mitad y ya llegará el momento en que alcancemos la distancia que solíamos correr. Demos un poco de tiempo a nuestro cuerpo.

La intensidad es otro factor a cuidar: si antes corríamos a cinco minutos el kilómetro, ahora vamos a forzar mucho la máquina a ese ritmo. Pongamos 5:30 el minuto para ir más sueltos y no acabar con sobrecarga muscular o fatiga en exceso.

Los calentamientos ahora son más importantes que nunca. Los músculos ya no están acostumbrados a esta actividad y hay que prepararlos bien. Antes de salir es imprescindible movilizar nuestras articulaciones, realizar estiramientos dinámicos y hacer los primeros metros a ritmo lento y progresivo.

Después de correr no pueden faltar los estiramientos para facilitar la recuperación del músculo y evitar que estos se acorten debido al movimiento cíclico de la carrera.

Piensa en cambiar de calzado, ahora que pies y piernas no están acostumbrados a la pisada de una zapatilla en concreto. Si eres pronador y usas calzado normal, no dudes en elegir unas zapatillas para pronadores: tus pies te lo agradecerán y, con el paso de los kilómetros, la pisada será más eficiente y habrá menos posibilidades de lesiones.

Deja las series, el entrenamiento por intervalos y las cuestas para más adelante. Estos métodos sirven para afinar y mejorar el rendimiento cuando ya tenemos una buena base. Ahora la prioridad es recuperar la base aeróbica y eso sólo se consigue con rodajes progresivos y de intensidad moderada.

Este artículo fue originalmente publicado por Juan Lara en septiembre de 2009 y ha sido revisado para su republicación.

Imagen | Pexels

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir