Publicidad

Algunos consejos para no perder la forma física en vacaciones

Algunos consejos para no perder la forma física en vacaciones
9 comentarios

Vacaciones y verano van dados de la mano, y es que todos nosotros solemos reservar unos días para descansar en esta época del año. En este momento en el que las obligaciones pasan a un segundo plano la relajación y la calma son las que reinan en nuestro estado de ánimo. Precisamente este estado es el que hace que nos relajemos mucho más en todos los aspectos y no prestemos tanta atención a cuidar nuestra alimentación y nuestro cuerpo. Para evitar que esto suceda en Vitónica queremos dar algunos consejos al respecto.

Seguro que miles de veces hemos escuchado que después de volver de vacaciones la forma física no es la misma, el peso tampoco… Esto suele ser lo normal, y es que casi nunca sacamos tiempo para el cuidado de nuestro cuerpo. No se trata de una tarea demasiado difícil, sino que simplemente servirá con tener en cuenta una serie de puntos que debemos llevar a cabo para mantener nuestro estado de salud sin apenas darnos cuenta.

Cuidar la alimentación

En primer lugar nos vamos a detener en la alimentación. A lo largo del año estamos cuidando lo que nos llevamos a la boca, ya que controlamos que los alimentos que consumimos no tengan demasiadas calorías, ni grasas y que nos aporten el máximo de nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo. Esto en vacaciones se deja de llevar a cabo, pues abrimos hueco a los excesos y los alimentos que nos apetecen, que por lo general suelen ser los que más calorías tienen.

Es cierto que de vez en cuando nos debemos dar un capricho, pero no debemos hacer de esto una costumbre. En vacaciones, al igual que el resto del tiempo, nos debemos cuidar todo lo que podamos, y por ello es necesario que abramos más las posibilidades de cometer excesos que contrarrestaremos con lo que se conoce como compensación, es decir, el resto de comidas que hagamos el resto de la jornada en la que vayamos a cometer un exceso alimenticio deben ser livianas y bajas en calorías.

Comer todos los días fuera de casa nos llevará a aumentar la ingesta de calorías, ya que la mayoría de los platos preparados suelen tener un alto valor calórico. Por ello es necesario que nos esforcemos un poco y nos preparemos nosotros la comida o controlemos los ingredientes con los que está preparada. Por ello debemos acudir a un restaurante conocido o quedarnos en casa. Por supuesto, comer comida rápida todos los días no es la solución, pues sí que nos aportará altas cantidades de calorías y grasas saturadas que empeoraran nuestra salud.

Realizar ejercicio físico

El ejercicio físico es algo que no debemos olvidar tampoco en esta época del año, y es que es necesario que no nos quedemos parados en vacaciones, pues es un tiempo en el que podemos retroceder mucho en los progresos que hemos logrado a lo largo del año. Es verdad que la intensidad no será la misma que cuando no estamos de vacaciones, pero debemos tener una serie de alternativas para no quedarnos parados.

En primer lugar podemos optar por tener un gimnasio móvil que se compondrá de gomas elásticas para mantener notificados los músculos mientras estamos de vacaciones. Realizar ejercicios con gomas para todos los grupos musculares es lo ideal, ya que no nos llevará más de media hora al día, y así lograremos no perder el tono. Junto a esto podemos servirnos de nuestros conocimientos y realizar ejercicios en suelo como abdominales, flexiones…

Aprovechar los viajes y las escapadas para seguir manteniéndonos en forma es otra opción que no podemos desechar, y es que para ello debemos echar mano de nuestro ingenio y llevar a cabo una serie de trucos como caminar todo el tiempo que podamos. Desplazarnos a los lugares por nuestro propio pie es una de las mejores opciones, ya que tenemos tiempo y además será una buena manera de disfrutar del paisaje y de las atracciones turísticas que nos rodean.

A la hora de ir a la playa es bueno pasar largo rato dentro del agua nadando y realizando diferentes actividades acuáticas que nos permitirán tener a punto los músculos y quemar algunas calorías extra que nos ayudarán a mantener nuestra salud. Ni que decir tiene que esta actividad es un buen ejercicio aeróbico que en tiempo de vacaciones no nos vendrá nunca de más. Simplemente debemos seguir algunas pequeñas pautas para hacer que las vacaciones sean un tiempo de descanso en las que no perdamos nuestros hábitos saludables.

Imagen | Mary

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios