El yoga no solo te ayuda a estar en mejor forma física, también puede ayudarte a proteger tu ADN

El yoga no solo te ayuda a estar en mejor forma física, también puede ayudarte a proteger tu ADN
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El ejercicio se considera un gran método para mejorar y mantener la salud física y emocional. Algunos investigadores respaldan que el yoga beneficia la salud física y mental.

Otras investigaciones han sugerido que el yoga se puede usar como una medida no farmacéutica o como complemento de la terapia con medicamentos para el tratamiento de enfermedades epidémicas modernas como el estrés, la obesidad, la hipertensión, la enfermedad coronaria y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

El yoga ayuda físicamente porque, además de trabajar la masa muscular, también disminuye el estrés. Esto provoca que los antioxidantes endógenos, como puede ser el glutatión, se encuentren en mayores proporciones.

Cuando una persona realiza ejercicio físico, hay una ligera inflamación que dura muy poco tiempo ya que los mecanismos del cuerpo empiezan a trabajar de manera eficiente para que desaparezca. Esto es lo que se llama como homeostasis, que es la capacidad que tiene el cuerpo de autorrepararse.

m

Esta autorreparación no se produce solo a nivel muscular, sino también a nivel microscópico a nivel de ADN, reparando aquellas zonas que se hayan visto afectadas y, por tanto, reduciendo las probabilidades de padecer enfermedades tan graves como el cáncer.

El yoga, además de reducir las probabilidades de padecer este tipo de enfermedades a nivel fisiológico, también lo hace por su capacidad de reducir y gestionar el estrés.

El estrés es una de "las enfermedades del siglo XXI", y es que niveles de estrés altos generan también generan daño en el ADN, además de niveles de hormonas como el cortisol muy elevados. Realmente este tipo de hormonas como tal no son perjudiciales, pero tener niveles elevados y crónicos, sí.

lk

El cortisol es una hormona que nos ayuda a ser más eficientes en el deporte, pero cuando los niveles son elevados y crónicos, tiene un efecto tóxico sobre nuestro organismo; sobre todo en nuestro cerebro, llegando a generar problemas en el ADN y aumentando las probabilidades de tener enfermedades neurológicos o algún desorden.

En Vitónica | La espectacular transformación física de Shaquille O’Neal: muchos kilos menos y marcando abdominales

En Vitónica | Una rutina para conseguir un trasero de acero

Imágenes | iStock

Temas
Inicio