Cuida el planeta y tu bolsillo con estas alternativas ecológicas y sostenibles cuando tienes la regla: copa menstrual, compresas reutilizables y más
Wellness

Cuida el planeta y tu bolsillo con estas alternativas ecológicas y sostenibles cuando tienes la regla: copa menstrual, compresas reutilizables y más

HOY SE HABLA DE

Desde la menarquia a la menopausia se utilizan productos para retener el sangrado en cada menstruación. Existen productos ecológicos y sostenibles que podemos usar durante años para impactar lo mínimo en la salud de nuestro planeta y de nuestro bolsillo. Puede parecer algo sin importancia, pero si multiplicamos los residuos de cada menstruación por la cantidad de ciclos en edad fértil los números son abismales.

Algunos números para ponernos en perspectiva

Una mujer promedio tiene unos 40 años de menstruación. En cada ciclo existe una media de unos cinco días. Multiplicando ambas cosas obtenemos que pasarán por unos 2.400 días de sangrado. Si cada día utilizamos varios tampones, compresas... podemos irnos a una media de 10.000 productos tirados a la basura.

Es difícil calcularlo a gran escalada, pero datos como los de National Geographic de 2018 arrojan la cifra de 5.800 millones de tampones comprados por los estadounidenses en dicho año. Todo ello irá a vertederos donde tardarán entre 500 y 800 años en descomponerse.

Mucho antes de eso se descompondrán en microplásticos que irán al agua y finalizarán en nuestro interior, al igual que ya ocurre con los peces. Un grupo de científicos de la WWF (Fundación Mundial para la Naturaleza) estiman que cada semana consumimos microplásticos dañinos.

Ahorro en residuos y ahorro económico

vertedero

Es prácticamente imposible dar datos numéricos sobre el dinero que nos ahorraríamos al utilizar un producto como una copa menstrual en lugar de productos desechables. Si te apetece, prueba a compararlos la próxima vez que vayas a comprarlos calculadora en mano.

Ahorro en salud

La mayoría de productos de higiene femenina contiene disruptores endocrinos (flalatos, bisfenoles y parabenos) que pueden afectar a la salud general y reproductiva femenina. Elegir una alternativa ecológica y sostenible segura nos alejará de ese problema.

Alternativas sostenibles más utilizadas cuando tienes la regla

Copa menstrual

Istock 1226447086

La copa menstrual no es para nada algo reciente. Existen desde la década de 1930, pero ha ido aumentando su uso en los últimos años. Suelen estar construidas de silicona, látex o caucho. Con esta simple copa menstrual nos podemos olvidar de buscar cada mes otra alternativa y además no dejará ningún residuo.

Para utilizarlo por primera vez simplemente se esteriliza, al igual que después de cada ciclo menstrual. Una solución esterilizante servirá para ello, o algo más a mano, cinco minutos en aguar hirviendo.

Además de no dejar residuos también reduce el consumo de agua ya que suele tener menos fugas que otros productos menstruales. Existe una alternativa que veremos en otro apartado: el disco menstrual. Ninguno es mejor que el otro, simplemente se utiliza uno u otra según nuestras necesidades.

Compresas reutilizables

Istock 1342603731

A diferencia de las compresas comunes, podemos ahorrar plástico de embalaje y disminuir considerablemente la huella medioambiental con las compresas reutilizables. Además, nuestro bolsillo también lo notará a medio plazo ya que, aunque serán más costosas al inicio, serán más baratas al final.

El hecho de que una compresa sea reutilizable no lleva implícito que sea sostenible, puesto que dependerá de sus materiales. Para saber si estamos eligiendo la opción correcta nos fijaremos en los componentes.

Como primera opciones podemos elegir aquellas compresas de algodón 100% orgánico, a veces se utiliza cáñamo o bambú.  Las tollas higiénicas sostenibles deberían estar libres de cloro, dioxinas y fragancias. Estos y otros químicos pueden alternar el equilibrio normal y ph de la vagina.

Evitaremos así el plástico y algunos productos químicos que construyen varias de las compresas desechables. El daño que produce el plástico al planeta, y a todos los seres vivos que estamos en él, no es nada nuevo. Con los químicos presentes ocurre lo mismo.

Otras alternativas ecológicas que puedes utilizar cuando tienes la regla

Disco menstrual

Istock 1352497958

Es un producto inspirado en la copa menstrual con algunas diferencias entre ellas. Como su nombre indica, el disco menstrual tiene un diseño plano que permite colocarlo debajo del cérvix. Tiene un borde doble a prueba de fugas que retiene el flujo menstrual durante 12 horas.

Para aquellas personas con suelo pélvico debilitado, prolapso vaginal o con el cuello uterino muy corto es mejor opción el disco menstrual que la copa menstrual ya que se sitúa en la zona más profunda del canal vaginal. Es la principal diferencia con la copa vaginal, ya que ésta se sitúa en la primera zona de la vagina y son más alargadas.

Ropa interior de época

Istock 1319647479

Con el nombre de ropa interior de época se le conoce a los estilos clásicos que se llevaban hace tiempo y que volvieron con absorbencias, desde liviana hasta súper. Cumplen perfectamente su función en los días de sangrado eliminando la humedad y pudiendo suplir hasta dos o más tampones de líquido.

Existen en diferentes modelos y formatos dependiendo de lo que necesites para sentirte cómoda. Más allá de ropa interior, también puedes encontrar trajes de baño, leotardos y pantalones cortos deportivos diseñados para los días de menstruación.

Voy a seguir utilizando desechables

Istock 1340280758

Si no te convence ningún producto de los anteriores y vas a seguir utilizando productos desechables puedes buscar aquellos hechos 100% con algodón orgánico o bambú natural, que se pueden convertir en abono. No es la peor opción, pero siguen siendo desechos que tardarán un tiempo en descomponerse.

Una opción es cortar la compresa o el tampón en trozos más pequeños antes de tirarlo. El mayor problema reside en los aplicadores desechables de los tampones que no se reciclan. Para subsanar ese problema puedes utilizar aplicadores reutilizables o tampones sin aplicador.

Aplicador de tampones reutilizable y tampones sin aplicador

Va ligado a los tampones desechables por lo que no sería la mejor opción. Sin embargo, si vamos a seguir utilizando tampones podemos al menos reducir los desechos de los aplicadores. Existen aplicadores reutilizables que duran toda la vida fértil y están preparados para permanecer libres de gérmenes y microbios.

Los tampones sin aplicador se pueden utilizar en conjunto con el aplicador reutilizable o sin él. Es cierto que hacerlo sin aplicador no es lo más fácil, pero una vez hecha a ello ahorrarás en residuos y en espacio en el bolso o la mochila.

En Vitónica | Conoce estas siete ventajas y desventajas de la copa menstrual antes de comprarla

Imágenes | iStock

Temas
Inicio