No solo es ansiedad. Así ha empeorado la salud mental de la población en los dos últimos años
Wellness

No solo es ansiedad. Así ha empeorado la salud mental de la población en los dos últimos años

Mucho se ha hablado de los efectos secundarios de la COVID-19 y cómo pueden afectar las secuelas a las personas que se han contagiado,  incluso cuando sus síntomas no fueron graves. Habitualmente, cuando  hablamos de estas secuelas nos referimos exclusivamente a las físicas.

Pero la realidad es que, la pandemia provocada por la COVID, ha ido dejando muchos más efectos en nuestras vidas de los que se pueden ver en una revisión médica. Y estas han afectado a a las personas que se han contagiado, pero también a aquellas que nunca lo han padecido.

Subida disparada de los casos de ansiedad

Sin duda alguna, uno de los efectos más evidentes - y más tratados - es el aumento en los casos de ansiedad durante estos dos últimos años. Este aumento de casos empezó durante el confinamiento de marzo de 2020, pero han continuado incluso después.

Uno de los últimos estudios realizados al respecto, publicados en la revista The Lancet en octubre de 2021, señalaba que, en España, los casos de ansiedad y depresión, durante esta pandemia han aumentado entre un 25 y un 30%. En el global mundial, estas cifras rondan el 28%. Esto supone 246 millones de casos.

Este mismo estudio señalaba que las mujeres y las personas jóvenes  eran la población más afectada por este aumento de los casos de  ansiedad. No es de extrañar que ya, entre los meses de marzo y junio de 2020 las llamadas al Teléfono de la Esperanza aumentaran en un 50%. Y la tendencia no ha hecho más que ir al alza. Los últimos datos señalan que, durante 2021, las llamadas a este teléfono crecieron un 16% adicional en comparación con 2020.

Sensación de aplazamiento en el plan de vida

Otro de los efectos que ha traído la pandemia es la sensación de  alteración de la vida. No solo de la vida diaria, sino de nuestro propio  plan de vida. Esto ha afectado, de manera especial, a las personas  jóvenes. Sin ir más lejos, una investigación realizada por Inner Circle,  una aplicación de citas, encontraba que el 70% de las personas solteras  europeas sentían que su plan de vida había sido retrasado a  consecuencia de la pandemia.

Esto, puesto en un contexto en el que la juventud ya había visto sus  planes dificultados por la crisis económica y lenta recuperación, es un  dato significativo. A pesar de que esta investigación se centraba,  específicamente, en la vida amorosa los encuestados también hablaban  sobre planes más a largo plazo como crear una familia o comprar una casa.

Aumento de la sensación de soledad

salud mental

La sensación de soledad golpeó duramente a una parte de la población  durante el confinamiento de marzo. De ese aumento del 50% de las  llamadas al Teléfono de la Esperanza dado entre marzo y junio de 2020,  la mayor parte de las causas fue debido a una mayor sensación de soledad y al miedo causado por la enfermedad.

Pero este aumento de la sensación de soledad se ha mantenido a lo largo de esta pandemia. Un estudio elaborado por la Universidad de Harvard encontró  que eran los adultos jóvenes los que más parecían padecer y sufrir esta  sensación de soledad. De hecho, indican que parecen ser mayores que las  de los adultos mayores: concretamente, el 63% de las personas entre 18 y 25 años indican sentirse solos, así como síntomas de ansiedad y depresión.

En el caso de los jóvenes, podría deberse al hecho de que se  encuentran en una edad en la que transicionan desde un entorno social  más familiar, a otro en el que crean su propio entorno social con  amigos, pareja, etc. Sin embargo, las medidas de control de la pandemia han dificultado este proceso o lo han ralentizado.

Para los adultos mayores, sin embargo, las causas de este sentimiento de soledad podrían no ser tanto el aislamiento social,  y deberse más a las pérdidas de seres queridos, la propia preocupación por la situación sanitaria, así como una menor confianza en las instituciones públicas y políticas.

Aumento de las desigualdades ya existentes

En Reino Unido se ha llevado a cabo, precisamente, la revisión "Loneliness beyond Covid-19", una  de las más importantes sobre el impacto de la COVID-19 en la sensación  de soledad y en las expectativas de futuro. Lo que encontró es que,  además de un aumento en la sensación de soledad, la situación sanitaria  parecía haber exacerbado la desigualdades sociales que ya existían.

Esto parece afectar más a aquellas personas en peor situación económica, peor salud, minorías étnicas, o de la comunidad LGTBQ+. Estas personas que ya estaban en riesgo de exclusión, parecen estarlo todavía más después de esta pandemia.

Insomnio, irritabilidad, apatía y agotamiento emocional

Un estudio realizado en combinación por varias universidades españolas,  encuentra que, en todas las edades, los diferentes confinamientos,  cuarentenas entre aquellas personas que han pasado la enfermedad, y  medidas restrictivas para controlar la pandemia, habrían supuesto un  aumento en la presencia de sentimientos de irritabilidad y enfado.

Así como cambios de humor, agotamiento emocional, sentimientos  pesimistas e, incluso de desesperación. Esto va en consonancia con los  resultados de un estudio publicado en febrero de 2021 que señalaba un aumento niveles de depresión, estrés, apatía, irritabilidad, insomnio, trastorno de estrés postraumático, ira y agotamiento emocional.

Consecuencias en el desarrollo cognitivo de los niños

salud mental

Los niños han sido, también, una de las poblaciones más afectadas. De  hecho, no solo a nivel emocional o psicológico, sino que su desarrollo  podría haberse visto afectado. Varios estudios, publicados durante el  año pasado, encuentran que el desarrollo cognitivo de los niños podría haberse visto afectado.

Entre otras cosas, parece que los niños nacidos durante la pandemia, presentan un menor rendimiento cognitivo en áreas como el desarrollo verbal y motor, entre otros.

Además de esto, su salud mental también parece haberse visto afectada. Una investigación publicada en The Lancet,  encontraba que estos efectos psicológicos de la pandemia, en jóvenes y  niños, podrían llegar a durar toda una generación, con importantes  consecuencias en la etapa adulta.

Empezar a plantear, seriamente, medidas para ayudar a cuidar la salud mental de la población es de vital importancia.

En Vitónica | Ejercicio físico y ansiedad: todo lo que pasa en tu cuerpo después de practicar deporte y cómo ayuda a cuidar tu salud mental 

Imágenes | Unsplash

Temas
Comentarios cerrados
Inicio