Compartir
Publicidad

Una peligrosa moda que puede acabar con tu salud: inyecciones de synthol para verte grande

Una peligrosa moda que puede acabar con tu salud: inyecciones de synthol para verte grande
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que vivimos en un modelo de sociedad que por desgracia ha convertido la apariencia física en algo determinante en ciertos aspectos de nuestro día a día, es algo innegable. Modelos físicos como que las chicas deben ser "fitness" y los chicos "deben tener tableta" se han convertido en estándares que marcan, especialmente, las relaciones sociales y en ocasiones laborales.

Y fruto de este modelo de sociedad han ido surgiendo "modas" peligrosas dentro del mundo de los gimnasios (más allá del consumo de esteroides, que no vamos a abordar hoy) como es el uso de sustancias como el synthol (un tipo de aceite inyectable), utilizadas normalmente por aficionados al culturismo (que lo único que hacen es desvirtuar la propia palabra "culturismo") y que tiene unos efectos devastadores sobre la salud de quien se lo inyecta.

¿Qué es el synthol y qué consecuencias tiene su uso?

Cuando hablamos de aumentar nuestra masa muscular tenemos tres caminos para lograrlo: el primero de ellos, el natural y más recomendable, es mediante la dieta y el entrenamiento duro en el gimnasio. Pero claro, esto tiene sus límites, y hay quienes desean ir más allá. Y aquí entra la segunda vía para lograr un físico del que los demás hablen: el uso de esteroides (que tampoco va a ser el tema de hoy...). Y así llegamos al tercer camino para aumentar nuestro volumen: las inyecciones de synthol.

Pero, ¿qué es el synthol? El synthol es un aceite inyectable compuesto por triglicéridos y benceno, ideado y desarrollado en los años 80 por Chris Clark para mejorar los resultados en los cuerpos de los culturistas profesionales a la hora de presentarse en algún certamen o competición. Gracias a este producto se podía obtener una simetría perfecta o corregir algunas carencias en ciertos músculos.

Culturista

Sin embargo, el uso de synthol no produce un aumento de la masa muscular, sino que lo que hace es "quedarse" dentro del músculo, aumentando su volumen debido a su densidad pero manteniendo la misma fuerza, ya que ésta sólo puede aumentarse sudando y esforzándonos en el gimnasio de forma constante. Además, otro punto a mencionar es que para que los efectos sean permanentes, el uso de synthol debe ser continuo, con los perjuicios que ello supone para la salud.

 ¿Cuáles son las consecuencias de inyectarse synthol en los músculos?

El uso continuado y abusivo de Synthol dará lugar, pasado un tiempo, a la deformación de los músculos y puede llegar a provocar una abertura o explosión de la piel, cosa que puede propiciar una grave infección o amputación de los miembros afectados.. Otros graves problemas que pueden surgir son los derivados de que esta sustancia llegue a introducirse en el torrente sanguíneo, como por ejemplo un paro cardíaco o una embolia pulmonar.

En muchos países y a través de internet se puede adquirir Synthol sin ningún tipo de problema, no es una sustancia ilegal, pero vistos los nulos beneficios que aporta y los muchos problemas que presenta es imposible recomendar el uso de este producto.

Dos claros ejemplos de los efectos del synthol: Valdir Segato y Kirill Tereshin

Para ilustrar los efectos de esta peligrosa moda que se ha vuelto a poner de moda en los últimos años (recordemos que fue algo que se popularizó en la década de los años 80), hemos recopilado dos casos que han salido recientemente en redes sociales y medios de comunicación.

El primero de ellos es el de Valdir Segato, apodado el "Hulk brasileño" y cuyo caso apareció en los medios de comunicación en Octubre del año 2016. Este brasileño, que trabajaba en un gimnasio, tenía como obsesión poseer lo bíceps más grandes del mundo y para ello no dudaba en inyectarse synthol en sus brazos. En el momento de hacerse eco los medios informativos, Segato poseía unos de bíceps de 58 centímetros, pero como podemos ver en el artículo publicado en La Sexta, los resultados estéticos dejaban mucho que desear.

Pero si llamativo era el caso de Valdir Segato (a sus casi 50 años), más llamativo es el caso de Kirill Tereshin, un adolescente de 21 años originario de Rusia y que no dudó en comenzar a inyectarse synthol para conseguir los bíceps más grandes del mundo (actualmente el perímetro de sus brazos es de 60 centímetros) y gracias a lo cual ha conseguido hacerse famoso en las redes sociales.

Tereshin, quien ha reconocido que la primera vez que se inyecto este aceite sufrió una fuerte fiebre, ha asegurado en una entrevista que le realizó el diario The Sun que "esto es sólo el principio".

A pesar de que no hemos podido encontrar noticias que lo confirmen, al parecer Valdir Segato habría perdido sus cuatro extremidades debido a los efectos del uso y abuso del synthol en sus músculos.

Gimnasio y adicciones: un un mundo peligroso que debéis evitar

Sin duda lo primero que podemos recomendaros si en algún momento alguien en vuestro gimnasio os ofrece alguna sustancia de este tipo (ya sean esteroides o sustancias como el synthol) es que salgáis corriendo sin mirar atrás como alma que lleva el diablo.

En el caso de los esteroides, son numerosos los casos de culturistas que han sufrido graves problemas de salud como consecuencia de su uso durante décadas, y ni siquiera el uso "bajo supervisión médica" les salva de los efectos secundarios que estas sustancias tienen. Sin embargo, el caso del synthol es aún peor que el de los esteroides, ya que se trata de un aceite sintético con peores efectos secundarios, aparte de la deformación estética que sufren quienes lo utilizan como podemos ver en los casos de Segato y Tereshin.

Por ello, si lo que queréis es cambiar vuestro físico y lucir bien delante de la gente, no queráis ir por el camino fácil. Cuidar vuestra alimentación y realizar ejercicio físico y la gente sin duda hablará de vosotros y del esfuerzo que os ha supuesto alcanzar ese físico. De lo contrario, si vais a lo fácil, lo pagaréis con vuestra salud.

Imágenes | iStock

En Vitónica | Porcentaje de grasa corporal: ¿hasta dónde podemos bajarlo de manera natural?

En Vitónica | Algunos riesgos de realizar tratamientos con esteroides

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio