No, las cremas macrobióticas no son un batch cooking saludable ni tienen propiedades antiaging, aunque las anuncien en MasterChef
Alimentos

No, las cremas macrobióticas no son un batch cooking saludable ni tienen propiedades antiaging, aunque las anuncien en MasterChef

No es la primera vez que en MasterChef se hacen declaraciones, cuanto menos, problemáticas y que enfadan a la comunidad de nutricionistas. Hace un par de años era Samantha Vallejo-Nájera quien señalaba que los hidratos para cenar no eran recomendables, algo ampliamente refutado desde hace mucho y sin ningún tipo de evidencia.

En otras ocasiones se han hablado de las supuestas virtudes de las dietas macrobióticas, las propiedades casi mágicas del pan e, incluso, han sido multados por hacer publicidad encubierta. Durante el programa del pasado lunes se dieron varias de estas circunstancias a la vez.

Y es que, acudió como invitada Amelia, Amelicious Delicious,  concursante de MasterChef 9 a presentar - y publicitar - uno de sus proyectos. Se tratan de unas cremas macrobioticas ya cocinadas que vendrían a sustituir las cinco comidas del día. La ex concursante, farmacéutica y nutricionista, indicaba que estas cremas tenían propiedades antiageing, antiinflamatorias, drenantes, etc.

Además, también presentó otra línea más pensada para deportistas con, según sus palabras, "alto en grasas y alto en proteínas y cero hidratos de carbono". La idea es comer solo eso en todo el día. Algo que el jurado definía como un "batch cooking saludable" al módico precio de 48,18 euros al día si queremos las cremas macrobióticas y 177,27 euros para cinco días si queremos las "Fat for Fuel" para deportistas.

En el caso de las cremas macrobióticas, indican en la web de venta que "es un semiayuno que se puede hacer de 1 hasta 9 días" en la que se sustituiría la comida por estas cremas.

Ninguna evidencia de efectividad detrás de la dieta macrobióticas

Las dietas macrobióticas divide los alimentos entre Yin (los que podemos comer) y Yang (los que tendríamos que evitar). Esta división no se hace en base a evidencias científicas o nutrientes, sino a la actividad en el universo según la filosofía oriental.

En general, no se pueden consumir alimentos como ingredientes de origen animal, alimentos procesados o de origen industrial, así como tampoco de hierbas y especias varias y de determinadas hortalizas como tomates, berenjena y patatas. En algunos casos, la dieta es todavía más estricta y se restringe hasta el agua consumida.

No solo no hay evidencias de que nos ayude a perder peso a largo plazo, sino que al ser tan estrictas, pueden producir estrés en nuestro organismo, causar déficit de nutrientes y, por supuesto, provocar un efecto rebote. Si a esto, le añadimos el hecho de que estas cremas, vienen a sustituir la comida diaria, estos riesgos aumentan todavía más.

Ninguna crema o comida tiene propiedades mágicas ni son détox

masterchef

El concepto de estas cremas nos recuerdan un poco a los batidos détox en los que los bebemos durante x días y, supuestamente, desintoxicarán nuestro organismo. Como ya hemos dicho en muchas ocasiones, nuestro organismo no necesita ser desintoxicado ya que, él mismo es capaz de desechar lo que no necesita. Y si realmente nos hubiéramos intoxicado con un veneno, la única solución sería ir corriendo al hospital.

Por otro lado, por supuesto que los alimentos tienen propiedades nutritivas que nos pueden ayudar a estar más sanos. Pero no hay ninguna evidencia que señales que un grupo de alimentos o, en este caso, unas cremas, puedan tener propiedades curativas, anti edad o antiinflamatorias. Y mucho menos consumidas durante un tiempo corto y limitado. Será una alimentación saludable, que nos nutra, y sostenida a largo plazo, la que nos ayude a cuidar de nuestra salud y pueda ayudar a prevenir - que no evitar por completo o curar - algunos problemas de salud.

La importancia de la masticación

masterchef

La comida es un placer y, solo por eso, comer a base de cremas que sustituyan las cinco comidas del día, no es una buena idea. Ya que nos perderíamos una parte importantísima de la alimentación: el disfrute. Convirtiendo, así, a la comida en la enemiga y el momento de comer en un mero trámite.

Pero es que, además, ni siquiera es beneficioso para nuestra pérdida de peso o para nuestra salud, ya que nos saltamos el primer paso de la digestión y de gran importancia: la masticación.

Es con el inicio de la masticación cuando el cerebro empieza a mandar señales hacia el resto del aparato digestivo que se pone en marcha y entre otras cosas, libera hormonas que calman el hambre y reducen el apetito. El consumo de alimentos sólidos y masticados aumenta la saciedad que sentimos, haciendo que comamos menos. Además, permite empezar a metabolizar lentamente los azúcares presentes en alimentos como las frutas.

Si con esto no bastara, este tipo de cremas o batidos o sustitutos de comida no nos enseñan a comer de forma saludable. En cuanto los dejemos - recordemos que recomiendan que no se tomen más allá de nueve días - volveremos a comer exactamente igual que antes. Seguramente suframos efecto rebote y, si no hemos aprendido a comer más sano, de nada servirá ese presunto y limitado efecto antiaging o antiinflamente.

En Vitónica | Estas son las recetas más y menos saludables de los menús de MasterChef

Imágenes | MasterChef

Temas
Inicio