Así puedes preparar kimchi fácilmente en casa, el famoso probiótico coreano

Así puedes preparar kimchi fácilmente en casa, el famoso probiótico coreano
Sin comentarios

El kimchi es una preparación de origen coreano con alta presencia en China y que cada vez se extiende más diferentes partes del mundo, debido a que constituye un famoso probiótico para nuestro organismo. Te contamos de qué y cómo está hecho este alimento saludable.

Kimchi: vegetales fermentados

Es una preparación a base de vegetales fermentados, cuya receta puede variar de una casa a otra, aunque entre las verduras que se incluyen predominan la col china así como también, cebollas y pimientos.

Es fundamental cuidar la cantidad de sal que se incluye en la elaboración del kimchi, ya que dependiendo esta será la conservación del producto final y la fermentación que tendrá lugar en los vegetales usados.

Así, para elaborarlo podemos utilizar col china o repollo, cebolletas o cebollas, zanahorias y pimientos pudiendo añadir otros vegetales de nuestro agrado a la psreparación.

Es fundamental añadir sal en proporciones de alrededor de un 3% respecto al peso total de la verdura que utilicemos, y también resulta clave añadir harina de arroz, cuyos hidratos de carbono fermentables son parte importante en la preparación del kimchi.

Con estos ingredientes, comenzaremos cortando las verduras en juliana o en trozos no muy grandes (aunque puede variar el formato dependiendo de los gustos y preferencias de cada uno). Agregamos la sal y masajeamos intentando que toda la verdura se impregna bien. Por separado, en un cazo, colocamos el agua y la harina de arroz y llevamos a ebullición hasta que espese bien. Esta preparación se agrega en parte al kimchi y se masajea nuevamente.

Por último, se transfiere toda la preparación del kimchi a un bote o una  bolsa de vacío, en donde no debe entrar nada de aire y se guarda en un  lugar fresco y seco durante aproximadamente 21 días o hasta que fermente.

Una vez fermentado el kimchi puede conservarse en la nevera en un bote o en un táper bien cerrado por algunas semanas, pudiendo disfrutar del mismo junto a carnes, huevos o cereales o bien, en platos como el bibimbap.

Cómo podemos ver, el kimchi no es difícil de laborar sino que se prepara a base de vegetales fermentados y puede tener múltiples usos, ofreciendo  probióticos naturales nuestro cuerpo.

En Vitónica | Estos son los 10 mejores alimentos probióticos que puedes incorporar a tu dieta para hacerla más saludable

Imagen | DAP

Temas
Inicio
Inicio