Reduce el máximo el desperdicio de comida usando estas partes de tus alimentos (y 11 ideas para sumarlos a la dieta diaria)

Reduce el máximo el desperdicio de comida usando estas partes de tus alimentos (y 11 ideas para sumarlos a la dieta diaria)
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Aprovechar al máximo los recursos en la cocina resulta clave para reducir el  desperdicio de comida y en este sentido, te mostramos cómo utilizar las partes de tus alimentos consideradas muchas veces inservibles y 11 ideas para sumarlos a la dieta diaria.

De tus vegetales, todo sirve

Frutas, verduras y hortalizas son habitualmente los alimentos que más  desperdicio generan. Sin embargo, podemos reducir considerablemente el  mismo si utilizamos las partes frecuentemente no consumidas.

Así por ejemplo, las pencas de acelga y los tallos de espinacas  perfectamente pueden emplearse como relleno de una empanada, para elaborar un salteado o bien, en el caso de las pencas que son más grandes podemos  prepararlas rebozadas o rellenas.

La parte verde del puerro y cebolletas es tan comestible como la parte  blanca o el bulbo, incluso pueden incorporarse finamente picados y  en crudo en su porción más fina.

La piel de las patatas puede consumirse tras un correcto lavado previo en  preparaciones diversas junto a la patata propieamente dicha, o bien por separado creando con ellas por ejemplo una tortilla o unos chips al horno.

El tallo de brócoli o coliflor así como sus hojas también pueden ser  comestibles incorporandolas a las mismas preparaciones que las flores de éstas coles o bien, a un salteado, a una ensalada o para acompañar unos  noodles o fideos asiáticos.

Las hojas de remolacha se pueden utilizar tal como cualquier otra hoja  verde por ejemplo, para elaborar una tortilla o para rellenar una tarta  salada y lo mismo ocurre con las hojas de hinojo y de zanahoria que  también pueden incorporarse a una ensalada o bien utilizarse para  preparar unas cremas de verduras, sopas o una deliciosa salsa pesto.

Sabemos que de los vegetales todos sirve, y utilizando aquellas partes que  frecuentemente retiramos y desechamos podemos reducir al máximo el  desperdicio de alimentos en la cocina.

En Vitónica | Cinco trucos para no tirar al cocinar y comer más sano

Imagen | Vitónica

Temas
Inicio