Publicidad

¿Cuál es el mejor ejercicio después de una cirugía de rodilla?

¿Cuál es el mejor ejercicio después de una cirugía de rodilla?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Las cirugías de reemplazo de rodilla, también conocidas como artroplastias son de gran frecuencia entre los deportistas. En la misma se sustituye la articulación original por una sintética elaborada con diferentes materiales como plástico o metal.

Luego de la intervención, los cirujanos suelen recomendar a los pacientes que reinicien sus actividades en cuanto puedan. Pero al momento, no se podía recomendar que tipo de actividad o ejercicio es el más adecuado luego de la cirugía.

Con la finalidad de conocer específicamente qué actividades implican menor sobrecarga para las "rodillas nuevas", un reciente estudio de California evaluó las fuerzas sobre la tibia en 4 pacientes cometidos a artroplastia total de rodilla.

La evaluación se realizó midiendo el efecto de distintos deportes, entre ellos: tenis, trote, golf, caminata en cinta caminadora y en terreno plano, y ciclismo.

Los resultados señalan que la menor fuerza de impacto la generó el ciclismo, siendo de alrededor de 1.3 veces el peso corporal de individuo. Lo siguiente más aconsejable para los recién operados de rodilla fue caminar en banda caminadora y luego en terreno plano, produciendo un impacto de 2.05 veces y 2.6 veces del peso corporal, respectivamente.

El tenis y trotar resultaron generadores de las mayores fuerzas sobre la tibia, por lo tanto el impacto fue significativamente superior.

El balanceo del golf también generó un alto impacto siendo de 4.5 veces el peso corporal sobre la rodilla adelantada y 3.2 veces en la otra. Sin embrago, el balanceo sólo ocurre en un instante de todo el deporte, por lo que modificando la técnica con ayuda de un experto los apasionados del golf pueden continuar ejercitando.

Es importante que quienes estén operados de rodilla consideren estas indicaciones, pues del mayor impacto sobre las articulaciones puede generarse otra falla en la articulación afectada y un menor índice de recuperación de la misma.

Lo aconsejable, según los expertos, es evitar el trote, ya que es el ejercicio de mayor impacto y por ello, el más perjudicial luego del reemplazo de rodilla.

Lo importante es que las alternativas para ejercitarse son varias y ante una cirugía de este tipo lo primordial es cuidar estado de las articulaciones sin dejar de realizar actividad física.

Vía | Terra En Vitónica | Entrenamiento cardiovascular con el tren superior

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir