Publicidad

"Como poco, pero peso más de lo que querría": las posibles razones (y las pequeñas acciones) detrás de ello

"Como poco, pero peso más de lo que querría": las posibles razones (y las pequeñas acciones) detrás de ello
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Muchas veces nos sentimos insatisfechos con el peso que tenemos y al analizar nuestra dieta nos parece que no comemos mucho. Incluso, nos comparamos con un amigo mucho más delgado y que "come el doble" que nosotros. Si eres de los que come poco pero pesas más de lo que querrías, te contamos las posibles razones (y las pequeñas acciones), detrás de ello.

Las posibles causas que determinan tu peso sin que te des cuenta

Si al momento de comer prestas mucha atención y consideras que comes muy poco para el peso que finalmente refleja la báscula, debes saber que en tu peso pueden incidir muchas otras pequeñas acciones o factores que no son claramente visibles.

Por ejemplo, puede suceder que en nuestra dieta se sumen calorías de manera inconsciente cada vez que picamos entre horas alimentos que nuestro cerebro no registra. O bien, que las calorías deriven de las bebidas que ingerimos y así, no estamos consumiendo "tan poco" como pensamos.

Para solucionar esto es clave realizar un registro o diario de alimentos en donde quede sentado todo lo que ingresa en nuestra boca, incluso lo que comemos mientras cocinamos, mientras caminamos o que probamos de otro plato, así como las bebidas.

Por otro lado, el nivel de actividad física que no es ejercicio también puede determinar un peso superior al que esperamos acorde a lo que ingerimos cada día, ya que hay personas muy delgadas que comen mucha cantidad de alimento pero que son inquietas por naturaleza: mueven sus pies o piernas constantemente, gesticulan con manos y cara constantemente al hablar, se paran cada dos minutos u otras acciones que elevan considerablemente el gasto de calorías.

Movernos más resultará clave en este sentido y no hablamos del entrenamiento o ejercicio estructurado y planificado sino del movimiento cotidiano que puede sumar un buen número de calorías quemadas al día.

Ya sabes, aunque no comas mucho tu peso puede no ser el esperado por estas pequeñas acciones o las razones antes nombradas que podemos solucionar fácilmente.

En Vitónica | Once cosas que podrían hacerte engordar (además de comer demasiado y no moverte lo suficiente)

Imagen | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios