Compartir
Publicidad
Por qué tienes hambre a todas horas: cinco posibles causas de tu apetito constante
Dietas

Por qué tienes hambre a todas horas: cinco posibles causas de tu apetito constante

Publicidad
Publicidad

¿Intentas controlar todo el tiempo tus deseos de comer alimenots pero tienes hambre a todas horas igualmente? Estos son los cinco posibles causantes de tu apetito constante, presentes no sólo en tu dieta sino en otros aspectos de tu vida.

Aunque no siempre es verdaderamente hambre sino más bien apetito, deseos de comer o lo que solemos denominar hambre psicológico, estos son las posibles causas de que sientas hambre a todas horas durante el día:

Tu cuerpo esta en "modo ahorro"

1366 20004

Si estás saliendo de una dieta estricta o llevas a cabo un plan de pérdida de peso en el cual las calorías diarias se han reducido considerablemente, tu cuerpo puede estar en "modo ahorro" porque se siente amenazado ante la falta de suficientes calorías.

Por esta razón, el organismo humano que desarrollo un genotipo ahorrador para sobrevivir a períodos de hambruna, reacciona reduciendo los niveles de leptina en el organismo, lo cual se traduce en menor gasto de calorías y al mismo tiempo en más hambre y menos saciedad.

Aunque no lo creas, una dieta muy reducida en calorías puede ser la causa de un hambre sin control a cualquier hora del día, y este sí es hambre real que se origina para protegernos en caso de que la restricción calórica se prolongue en el tiempo.

El estrés está obrando en tu cuerpo

1366 20002

El estrés constante en nuestro cuerpo ocasiona un malestar general que muchas veces nos conduce a buscar alimentos ricos en grasas y azúcares en todo momento, pues estos activan tras su consumo centros de placer en el cerebro como lo hacen algunas drogas y por ello, tienen efecto adictivo.

Asimismo, el estrés sin control nos lleva a engordar porque altera los niveles de leptina, reduciéndolos de manera tal que puede ser la causa de nuestro hambre constante y como si fuera poco vuelve menos saciantes y más apetecibles los alimentos, algo que puede incentivar su consumo a cada instante.

Tu descanso no es el adecuado

1366 2000

Dormir poco o peor aun, tener un sueño de mala calidad que no resulte reparador también puede ser la causa de tu hambre constante, pues altera hormonas como la leptina y la grelina produciendo más hambre y menos saciedad cada vez que ingerimos alimentos.

No sólo tendrás más hambre real, sino también, más deseos de comer alimentos calóricos o concentrados en calorías porque la falta de sueño ocasiona estrés y nos conduce a buscar alimentos placenteros para el organismo, ricos en azúcares sobre todo.

También el descanso no reparador puede ser la causa de tu hambre a todas horas debido a la alteración de ritmos circadianos que son causantes de incrementos en los niveles de grelina y reducciones en los niveles de leptina.

Te has vuelto adicto a la comida

1366 20001

Si en tu dieta predominan alimentos de mala calidad tales como los propios de un local de fast food, colmados de azúcares, harinas refinadas, sodio y grasas, pero escasean los alimentos saciantes, quizá la causa de tu hambre constante es una adicción a la comida.

Como cualquier adicción, buscamos más y más de aquello que nos genera placer y si tu organismo se ha vuelto dependiente de la comida rápida, todo el tiempo buscará más y más.

Es importante consumir alimentos de calidad, saciantes y romper el ciclo propio de la adicción a la comida si queremos controlar nuestro nivel de hambre que se ha disparado gracias a los alimentos o preparaciones adictivas presentes a diario en la mesa.

Te sientes mal emocionalmente

1366 20006

Las emociones pueden desencadenar deseos de comer o hambre psicológico, pudiendo ser una caída en tu estado de ánimo la causa de tu hambre a todas horas.

Cuando nos sentimos aburridos, tristes, decepcionados o solos podemos experimentar deseos de comer muchas veces alimentos grasos o de mala calidad que son precisamente los que en nuestro cuerpo activan zonas del placer y aunque sea temporalmente, nos ayudan a sentirnos mejor.

Aprender a diferenciar la causa de nuestros deseos de comer o el hambre emocional es clave para poder controlarlo y no buscar alimentos a todas horas del día.

Estos son cinco posibles causantes de tu hambre a todas horas que debes aprender a identificar y controlar si quieres acabar con tus deseos de comer constantes.

Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio