Compartir
Publicidad
¿Es una gripe o es un resfriado? Estas son sus diferencias y así se trata cada uno de ellos
Enfermedades

¿Es una gripe o es un resfriado? Estas son sus diferencias y así se trata cada uno de ellos

Publicidad
Publicidad

Hoy vengo aquí a confesarme con vosotros: yo, cuando estoy mala, no diferencio entre gripe y resfriado. Sé que hay diferencias, claro, pero al hablar sobre lo que me está pasando y la enfermedad que me aqueja, uso indistintamente una u otra. Así, entre nosotros, en esos momentos no es solo que me pierda entre los matices, sino que no los veo.

Es posible que esta confusión o uso indistinto de términos sea algo que solo me pase a mí, pero es posible que no y que de tanto hacerlo estemos empezando incluso a confundirlos. Por ello, desde hoy prometo darle a cada una de ellas el uso que les corresponde y, para hacerlo correctamente, vamos a ver cuáles son las diferencias entre gripe y resfriado y cómo se trata cada una de estas enfermedades.

Diferencias entre gripe y resfriado

Brittany Colette 707600 Unsplash

La realidad es que estas dos enfermedades tienen muchas cosas en común: ambas se contagian por medio de un virus y los síntomas que provocan son bastante parecidos. Sin embargo, las diferencias - aunque sutiles - son de gran importancia ya que las gripes pueden complicarse seriamente, mientras que los resfriados raramente lo hacen.

Estar pendiente de dichas diferencias y tener claro si lo que tenemos es una gripe o un resfriado nos ayudará a prestar la atención necesaria en caso de que sea una gripe y estar alerta ante cualquier señal de complicación.

Para empezar, el virus mediante el que se contagian es diferente. En el caso de la gripe es el virus influenza el responsable de provocar la enfermedad. Mientras que en el caso del resfriado se tratan de otro tipo de virus - hay alrededor de 200 virus que pueden causarnos resfriados-. La gripe suele aparecer de una manera más brusca y repentina, mientras que el resfriado lo hace de manera más paulatina. Esto es debido al tiempo de incubación de cada una de las enfermedades.

La gripe, por ejemplo, se incuba en unas 18-36 horas, mientras que los resfriados tardan más en incubarse llegando a ser de entre 48 a 72 horas el periodo de incubación. Además de esto, los síntomas se parecen pero no son iguales. La gripe viene acompañada de fiebre habitualmente muy alta, y además provoca dolores de cabeza y musculares intensos - especialmente en la espalda, y se acompaña con tos habitual.

El resfriado, por su parte, es raro que nos provoque fiebre o dolores musculares. Los síntomas que presenta son la secreción nasal abundante, congestión y tos seca además de los conocidos estornudos que, en el caso de la gripe no son tan habituales. Conocer estas diferencias es importante para saber lo que nos ocurre y así tratarlo de la manera que le corresponde evitando complicaciones.

Cómo se tratan la gripe y el resfriado

Woman 698964 1920

El tratamiento en ambos casos es similar. En general, tanto los resfriados como las gripes suelen curarse por sí mismos sin que sea necesario hacer uso de un medicamento concreto. Ambas enfermedades son provocadas por un virus por lo que los antibióticos no estarían indicados en estos casos. Lo primero que debemos hacer es acudir a nuestro médico de cabecera y que este profesional valore nuestra situación.

En el caso de la gripe podemos hacer uso del Paracetamol para bajar la fiebre y de otros analgésicos suaves para intentar minimizar los dolores de cabeza o musculares. Además de esto, el reposo y el consumo de líquidos son básicos en la recuperación de ambas enfermedades. En el caso de el resfriado haya afectado a nuestra garganta, asegurarnos de mantenerla hidratada y evitar bebidas que la resequen como las que contienen cafeína.

Para prevenir un contagio de gripe, especialmente si formamos parte de un colectivo de riesgo, es muy importante que nos vacunemos en el mes de vacunación de manera que lo evitemos o que si nos contagiamos los síntomas no sean tan graves. Si una vez contagiados vemos que los síntomas se agravan, la fiebre sube demasiado o los síntomas no desaparecen en unos 10 días debemos volver a consultar con el médico.

Imágenes | Pixabay, Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio