Publicidad

Ni 10.000 pasos nos ayudarán a perder peso si no adoptamos hábito alimenticios saludables, según la ciencia

Ni 10.000 pasos nos ayudarán a perder peso si no adoptamos hábito alimenticios saludables, según la ciencia
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

No queda casi nadie que no haya escuchado, a estas alturas, hablar de la mágica cifra de 10.000 pasos. Se trata de una cifra estandarizada que surgió en los años 60, tras investigaciones de un médico japones. Actualmente, con la llegada de las pulseras de actividad, que nos permiten controlar nuestros pasos, esta cifra parece la marca a alcanzar.

Actualmente sabemos que esa cifra no es válida para todo el mundo y que, mientras en las personas sedentarias un número inferior de pasos ya pueden tener un efecto importante, en personas muy activas necesitarían bastantes más.

En cualquier caso, sabemos que si se trata de perder peso, o de prevenir su ganancia, lo que necesitamos es crear un déficit calórico y no parece que únicamente caminando podamos conseguirlo, si no cambiamos nuestra alimentación. Esto es lo que sugiere una nueva investigación de la Universidad de Brigham Young publicada en Journal of Obesity.

Para realizar la investigación contaron con 120 participantes, todos ellos jóvenes en el primer curso de universidad. Entre ellos algunos tenían que caminar 10.000 pasos al día, otros 12.500 y otros 15.000 seis días a la semana, durante 24 semanas. Se controló también su peso y su ingesta calórica durante ese tiempo.

Kyle Mills Wjxbicuuw8m Unsplash

Debemos tener en cuenta que, en EEUU, donde se realizó la investigación, los universitarios suelen comenzar a vivir de manera independiente al comenzar la universidad y. según los investigadores indican, es habitual que el primer año de universidad se gane entre uno y cuatro kilogramos.

Lo que encontraron en este caso es que, independientemente del número de pasos que dieran, todos los participantes ganaron peso - de media 1,5kg - durante esas 24 semanas, incluso si habían llegado a dar más de 15.000 pasos al día. Es decir, sin un cambio de hábitos de alimentación no se daba una prevención de la ganancia de peso independientemente del número de pasos dados.

Eso sí, lo que encontraron es que a partir de 7.500 pasos al día se encontraban otros beneficios: aumentaba el nivel de actividad física de los participantes, así como mejoras a nivel de salud e incluso de bienestar emocional. En definitiva, dar más pasos al día ayudaba a reducir el nivel de sedentarismo - lo cual siempre es beneficioso -, pero si queremos perder peso tendremos que cambiar también otros hábitos, como la alimentación, y hacerlos más saludables.

En Vitónica | Muévete más en 2020: 10 ideas para sumar más pasos en tu día a día

Imágenes | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios