Publicidad

Cinco trucos de motivación para regresar a nuestro entrenamiento habitual

Cinco trucos de motivación para regresar a nuestro entrenamiento habitual
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Aunque parezca que no, a todo nos hacemos los humanos. Incluso a el confinamiento. Después de 50 días en casa, ya hemos adquirido nuevas rutinas, muchos de nosotros hemos empezado a entrenar en casa - tanto por primera vez como en sustitución del entreno habitual que hacíamos - y puede que le hayamos hasta pillado el gusto.

Sin embargo, poco a poco ha comenzado la desescalada y ya podemos empezar a hacer deporte en la calle durante ciertas franjas horarias. Esto es especialmente interesante para los runners que pueden empezar a retomar sus entrenos habituales desde ya. Pero según la desescalada avance los demás también podremos hacerlo. El problema es que ahora nos encontramos con que quizás hayamos perdido algo de la motivación que teníamos antes.

Cómo recuperar la motivación para volver a nuestros entrenamientos habituales

Haz una planificación

Nuestra rutina ha cambiado y ahora tenemos que volver a darle la vuelta. Lo más posible es que no podamos volver a entrenar directamente como lo hacíamos hace 50 días. Intentarlo puede resultar desmotivador - porque no obtendremos los mismos resultados que antes - y también un riesgo de lesión.

Por ello es importante que antes de nada planifiquemos bien qué vamos a hacer y qué queremos. Es interesante que nos marquemos un objetivo a largo plazo y pequeños objetivos a corto plazo que nos permitan llegar al grande. De esta manera iremos poco a poco recuperando nuestro estado físico y de entreno previos al confinamiento.

Istock 1157376835 1

Mejor dejarlo todo preparado el día anterior

Antes de todo esto, probablemente, nuestro entreno ya estaba muy introducido en nuestra vida y nos salía casi sin pensarlo ni tener que obligarnos. Sin embargo, ahora llevamos muchos días sin hacerlo y tenemos que volver a acostumbrarnos. Lo ideal es que nos lo pongamos fácil y nos demos las menos excusas posibles. Por ello, dejar la ropa y todo lo que necesitemos para entrenar preparado el día antes puede ser de gran ayuda.

Permitirnos compaginarlo con otros entrenos que nos gusten

Si algo bueno han tenido estos días es que hemos podido probar entrenamientos y ejercicios nuevos y tal vez hayamos descubierto deportes o actividades físicas que nos gusten mucho. Volver a nuestro entreno anterior no implica que debamos abandonar esto nuevo que hemos descubierto. Es más, para incentivar la motivación, puede ser interesante que los compaginemos.

Volver a hacerlo parte de nuestra rutina diaria

El entrenamiento tendría que volver a ser parte de nuestra rutina del día a día. Para ello, es importante que le decidamos qué días y a qué horas vamos a hacerlo y cumplir con este horario que nos hemos marcado. Puede ser de ayuda ponerlo en la agenda o en la herramienta que usemos para controlar nuestros horarios. De esta manera se convertirá en algo que tenemos que hacer en el día, como trabajar, ducharnos, hacer la cama o lavarnos los dientes.

Recuerda por qué iniciaste ese entreno y por qué quieres recuperarlo

Una buena manera de trabajar la motivación es recordar por qué entrenábamos antes de la cuarentena y cómo nos hacía sentir. Cuáles eran nuestro objetivos y qué buscábamos. También podemos replantearnos y esos objetivos han cambiado o no y por qué queremos volver a entrenar. Que el deseo sea intrínseco, algo que nosotros queremos hacer, suele ser de ayuda para recuperar la motivación.

En Vitónica | Cinco trucos de motivación para seguir entrenando hasta el final de la cuarentena 

En Vitónica | "La  fuerza de voluntad es una mentira como una catedral: todo depende de tu  contexto": hablamos con Virginia Gómez (Dietista Enfurecida) sobre su  nuevo libro 

Imágenes | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios