Publicidad

En invierno, corre en la cinta: cinco claves para sacarle todo el partido a tu entrenamiento de running de interior
Entrenamiento

En invierno, corre en la cinta: cinco claves para sacarle todo el partido a tu entrenamiento de running de interior

HOY SE HABLA DE

Son muchos los runners que en invierno ponen la mirada en el gimnasio tanto para invertir más tiempo en entrenar la fuerza y así prevenir lesiones como para usar las cintas de correr debido a las bajas temperaturas en el exterior.

En este artículo te explicamos cinco claves para sacarles el máximo partido a las cintas de correr en el gimnasio.

Realiza intervalos

Correr en el sitio mirando a una pared puede llegar a ser tremendamente tedioso, más aun si lo hacemos siempre a la misma velocidad. Por eso, para sacarle partido a nuestros entrenamientos en la cinta de correr una buena idea es aprovecharla para realizar intervalos de diferente velocidad.

En este caso, aprovechar el software de la cinta para programar las variables exactas que deseamos durante la sesión es una gran ventaja.

Modifica la inclinación 

Correr en llano durante mucho tiempo puede ayudarnos a testear nuestra resistencia muscular, pero es muy probable que el día de la carrera te encuentres con un terreno irregular, lleno de subidas y bajadas. 

Para practicar esto en la cinta, puedes ir seleccionando diferentes niveles de inclinación en la misma para intentar replicar las condiciones que encontrarás en carrera o simplemente tenerla como una variable más a tener en cuenta de cara a programar tus entrenamientos. 

Evalúa tu técnica

Si delante de tu cinta de correr tienes un espejo, algo habitual en muchos gimnasios, siempre puedes aprovechar para analizar tu técnica de carrera y ver cómo cambia según van pasando los kilómetros: algo interesante para conocer cómo reacciona tu cuerpo ante el cansancio y la fatiga.


Realiza tiradas largas

Si bien puede ser tedioso hacerlo en una cinta de correr, también es cierto que poder fijar una velocidad constante en el programa puede ser extremadamente útil para trabajar ritmos muy concretos de carrera extendidos en el tiempo, o incluso para preparar una oposición en la que necesitas correr a un ritmo determinado durante un determinado número de minutos o kilómetros para aprobar o para conseguir un 10. 

Combina el uso de la cinta con tu entrenamiento de fuerza

Una de las cosas buenas que tiene acudir al gimnasio a correr es que tendrás todo lo que necesitas para entrenar en las mismas instalaciones. No es solo que puedas terminar una cosa y ponerte al minuto siguiente con la otra, es que puedes incluir la cinta de correr en circuitos de fuerza con un enfoque metabólico. 

En este contexto, por darte una idea, sería muy interesante usar la cinta para realizar sprints de intervalos de duración media (un minuto aproximadamente) después o entre varios ejercicios de fuerza.


En Vitónica | Cinco ejercicios compuestos para un entrenamiento rápido y efectivo en poco tiempo

En Vitónica | El cardio, ¿antes o después del entrenamiento de fuerza? Depende de tu objetivo en el gimnasio

Imágenes | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio